El Gobierno regional lleva destinados más de 300 millones de euros a prevenir los efectos de la Covid en las aulas en los dos últimos años

El Gobierno regional lleva destinados más de 300 millones de euros a prevenir los efectos de la Covid en las aulas en los dos últimos años 2

Castilla-La Mancha ha destinado más de 300 millones de euros en reforzar y adaptar los centros educativos de la región para que sean espacios seguros frente a la Covid. Así lo indicado esta mañana el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en el marco de la inauguración de la primera fase del IESO ‘Olías del Rey’ en la localidad toledana del mismo nombre.

En este orden de cosas, el presidente ha especificado que con esos más de 300 millones de euros “podríamos construir más de 100 colegios y hasta 66 institutos”. Del mismo, y en una clara muestra de la apuesta de su Ejecutivo por la educación, ha informado de que el Consejo de Gobierno autorizó en su reunión de ayer la creación del Colegio de Educación Infantil y Primaria número 2 de esta misma localidad de Olías del Rey. De este modo, el presidente regional da cumplimiento a los dos compromisos que, en materia educativa, adquirió con este municipio hace tres años.

Junto a la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosana Rodríguez; la alcaldesa de Olías, Charo Navas; y el presidente de la Diputación provincial de Toledo, Alvaro Gutiérrez, el presidente de Castilla-La Mancha ha hecho público su agradecimiento a la comunidad educativa porque nunca, ni en plena crisis sanitaria, pusiera en duda la necesidad de que la docencia debía seguir siendo presencial.

Según ha explicado, a día de hoy, apenas un uno por ciento de las aulas educativas en Castilla-La Mancha están confinadas. Un dato que es, a juicio del jefe del Ejecutivo regional, una muestra más del esfuerzo del profesorado en esta Comunidad Autónoma.

Asimismo, ha significado el hecho de que un parte importante de la educación “sea obligatoria para recibirla y para ofrecerla”. En este sentido, ha explicado que es el único derecho que exige obligatoriedad a la Administración pública y al alumnado. “Es una satisfacción que la educación, que es la palanca de cambio, sea universal y obligatoria para todos” ha apuntado.

Respecto a la obligatoriedad de la Administración regional para brindar los servicios educativos, Emiliano García-Page ha asegurado que los próximos años van a ser “estupendos” en inversión en educación, “algo que me enorgullece porque la educación es muy importante”.

“Mi obsesión es cumplir y haber atendido lo urgente sin abandonar mis compromisos”, ha abundado el presidente regional, recordando que, a pesar de la pandemia, en Castilla-La Mancha se ha seguido “dando a los pedales”.

Precisamente y en una breve alusión a la situación laboral del país a causa de la Covid-19, Emiliano García-Page ha reconocido que hay algunos sectores en los que la falta de mano de obra es más que notable, por lo que se ha mostrado esperanzado en que salga adelante la reforma laboral, porque “de lo contrario sería un fracaso del sistema político actual”, ha matizado.

Ir arriba