Castilla-La Mancha ha informado a los establecimientos que disponen de máquinas de juego de las condiciones para poder beneficiarse de la ampliación de la bonificación de la tasa fiscal sobre juegos de suerte, envite o azar, en función de los días en los que no ha sido posible su explotación durante este año como consecuencia de la pandemia.

Así se recoge en la resolución de la Dirección General de Tributos y Ordenación del Juego, dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, que publica hoy el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), por la que se da publicidad de las condiciones para la aplicación de dicha bonificación para el primer semestre de este año.

El DOCM señala que la Ley de Medidas Urgentes de Agilización y Simplificación de Procedimientos para la Gestión y Ejecución de los Fondos Europeos de Recuperación establece una bonificación de la tasa fiscal sobre los juegos de suerte, envite o azar para las máquinas o aparatos de juego, por el importe correspondiente al número de días en los que durante el año 2021 no ha sido posible su explotación por la suspensión de la apertura al público.

Y añade que el importe de la bonificación se calculará dividiendo las cuotas semestrales fijadas en la Ley de Medidas Tributarias de Castilla-La Mancha por el número total de días del correspondiente semestre y multiplicando la cifra obtenida por el número de días en los que no ha sido posible la explotación de las máquinas.

Esta resolución se dicta en cumplimiento del deber de información a los obligados tributarios y tiene por objeto, principalmente, poner en conocimiento del número de días en los que han estado cerrados al público los locales donde es posible la explotación de máquinas de juego y así facilitarles el cálculo del importe que deben abonar de la tasa fiscal, ya descontada la bonificación conforme a la norma que la prevé.

La bonificación en la tasa de juego fue una de las medidas extraordinarias puestas en marcha por la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas al comienzo del estado de alarma y en 2020 supuso una inyección económica de 8,9 millones y benefició a 5.125 establecimientos de hostelería con máquinas instaladas.

Otras medidas en el ámbito tributario

Otra medida puesta en marcha en el ámbito tributario para hacer frente a los efectos del coronavirus ha sido el aplazamiento del pago de los tributos, tanto propios como cedidos, gestionados por la Junta, que ha supuesto inyectar durante el estado de alarma 66,8 millones de euros en la economía regional, beneficiando a cerca de 50.000 sujetos pasivos, entre familias y empresas.

A esto hay que sumar la bonificación del 100% de la tasa de espectáculos taurinos, que la Ley de medidas de agilización de los Fondos Europeos de Recuperación también prevé ampliar hasta el 31 de diciembre de 2021. Y hasta esta misma fecha se han prorrogado, además, las medidas excepcionales en materia de aplazamientos y fraccionamientos de deudas de naturaleza pública.