Castilla-La Mancha ha incrementado en un 12 por ciento la convocatoria de ayudas a la contratación indefinida de personas con discapacidad en el mercado ordinario de trabajo, ampliando su dotación económica hasta los 1,35 millones de euros.

Así lo ha anunciado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, durante la presentación del Libro Blanco de la Economía Social que ha tenido lugar en el Aula Magna Madre de Dios del Edificio Universitario San Pedro Mártir de Toledo, donde ha destacado el compromiso del Ejecutivo autonómico con el desarrollo y el crecimiento de la economía social, que en la región representa un valor añadido bruto que supera los 500 millones de euros, y que roza los 40.000 empleos directos.

En el acto, la consejera de Economía, Empresas y Empleo ha destacado la importancia fundamental de la economía social en el tejido económico de Castilla-La Mancha, y ha señalado las cifras que se recogen en el libro como fotografía del sector.

“Está compuesto por más de 6.800 entidades que generan cerca de 40.000 empleos directos y un valor añadido bruto que supera los 506 millones de euros”, ha indicado la consejera, al tiempo que ha destacado también el carácter social de muchas de estas organizaciones, que aglutinan la labor de 300.000 voluntarios que equivalen a otros 10.000 empleos, y ha subrayado “su capacidad de vertebración económica y de localización de la riqueza en nuestra región”, además de reconocer la labor que entidades como las empresas de inserción o los centros especiales de empleo “realizan con aquellos colectivos en riesgo de exclusión social que necesitan una respuesta firme y comprometida por parte de la sociedad”.

Incremento de ayudas a la contratación indefinida de personas con discapacidad

En este marco, Patricia Franco ha anunciado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha incrementado la cuantía destinada a la convocatoria de ayudas a la contratación indefinida de las personas con discapacidad en el mercado ordinario de trabajo, un incremento de crédito que ha recogido hoy el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y que establece un crecimiento del 12 por ciento en la asignación, que pasa de los 1,2 millones de euros con los que se convocó el pasado año a los 1,35 millones de euros de la presente convocatoria.

El plazo de presentación de solicitudes se abrirá mañana y hasta el próximo 15 de noviembre. “En estos momentos difíciles tenemos que poner en marcha medidas más ambiciosas que permitan recuperar a todas las personas y evitar que los colectivos más vulnerables se queden atrás”, ha indicado Patricia Franco.

En este sentido, ha señalado el carácter social de muchas de las entidades de la economía social de la región y su trabajo con los sectores más vulnerables, y ha señalado los “espacios comunes” que comparten el Ejecutivo y los colectivos y empresas de la economía social, señalando que la presentación del Libro Blanco “permite por un lado mantener viva la Capitalidad Europea de la Economía Social, abriendo las páginas de un libro que va a permitir impulsar la proyección del sector y que será piedra angular de la estrategia regional que coordinaremos con el sector de la economía social de Castilla-La Mancha”.

En este sentido, la consejera ha recordado que la Capitalidad Europa de la Economía Social de Toledo se cerró de manera oficial con la constitución de la Confederación de Asociaciones de Economía Social de Castilla-La Mancha, un interlocutor “con quien nos une la disposición a asumir los retos que el sector tiene por delante”.

“Este Libro Blanco nos debe servir de punto de referencia para ese camino conjunto porque recoge el crisol de entidades que conforman la economía social de la región, y todos sus puntos de vista e inquietudes”, ha dicho Patricia Franco, que ha avanzado también que el Ejecutivo regional trabaja en la puesta en marcha de dos líneas de ayudas al sector cooperativo de la región, una para el impulso a la actividad y a la incorporación de socios y otra para la difusión y promoción de actividades.

“Estas líneas estarán dotadas en su conjunto con más de un millón de euros, y verán la luz en los próximos meses como parte de la tarea conjunta que debemos desarrollar para avanzar en la dirección correcta”, ha explicado la consejera, una dirección que permitirá “apostar por nuestras zonas rurales y por nuevos modelos económicos que nos permitan reducir el impacto de las crisis en la economía y en la sociedad en su conjunto”.

Durante la presentación del Libro Blanco, la consejera ha estado acompañada por el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Julián Garde; el coordinador y la coordinadora del Libro Blanco de la Economía Social, Felipe Hernández Perlines e Inmaculada Carrasco, respectivamente; el presidente de la Confederación de Asociaciones de Empresas de Economía Social de la región, Juan Miguel del Real; la presidenta y el director general de Ciriec-España, Adoración Mozas y José Luis Monzón; y el director general de Autónomos, Trabajo y Economía Social, Eduardo del Valle.