El Gobierno regional impulsa la educación permanente de las trabajadoras de las Viviendas de Mayores de la provincia

Un total de 81 trabajadoras de las Viviendas de Mayores de la provincia de Cuenca han participado en las jornadas de formación promovidas por la Consejería de Bienestar Social sobre ‘Comunicación interpersonal y el autocontrol emocional aplicado a las Viviendas de Mayores’.
La delegada provincial de Bienestar Social, Amelia López, ha inaugurado esta formación impartido por la entidad Alter, dentro de su Programa de Intervención Psicosocial dirigido a las Viviendas de Mayores.

López ha puesto de relieve la importancia de este recurso que “permite a las personas mayores de la provincia continuar viviendo en sus pueblos, de forma autónoma pero acompañados y debidamente atendidos por profesionales cuando es necesario”.
“De esta forma cuidamos a nuestros mayores y fijamos población”, ha remarcado la delegada provincial de Bienestar Social, que ha añadido además que Cuenca “es la provincia de la región que cuenta con más Viviendas de Mayores”.

Esta formación, que se organizó en dos sesiones debido al alto número de participantes, están dirigidas por un grupo de psicólogas que componen el ‘Equipo de Apoyo a la Vivienda’, cuya función es asesorar a las trabajadoras y que se desplazan a los recursos siempre que algún residente necesita ayuda, cuando hay un conflicto de convivencia, etc. Asimismo, disponen de un Servicio de Atención Telefónica para la atención, apoyo y seguimiento de las viviendas durante las las 24 horas del día.

Cuenca dispone de 636 plazas de las que el 81 por ciento están ocupadas

En la provincia de Cuenca disponemos de 65 Viviendas de Mayores en las que trabajan 205 mujeres, En total hay 636 plazas de las que están ocupadas 515, lo que supone un 81 por ciento.

En estos centros convive un grupo reducido de personas mayores con un estilo de vida muy parecido al de una familia. Para ello cuentan con unas normas de convivencia. También se promueve el envejecimiento activo para que la persona continúe siendo autónoma, pero atendida por profesionales que se encargan de prestar una atención individual en función de las necesidades de cada residente.

Estas profesiones, generalmente una gobernanta y dos auxiliares, tienen como principal objetivo facilitar una buena calidad de vida a los residentes, para lo que deben estar debidamente formadas. Para ello, la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha, a través de la Consejería de Bienestar Social, facilita a las entidades gestoras de estos centros jornadas de formación, dentro del Programa de Formación Continuada para las Viviendas de Mayores de la región.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×