Castilla-La Mancha ha reiterado su compromiso con el apoyo a los sectores más afectados por la crisis económica derivada del COVID-19, y ha señalado como ejemplo el apoyo directo movilizado hasta la fecha para el sector hostelero y turístico de la región, que supera los 31,8 millones de euros y que se verá reforzado por aquellas líneas de ayuda que continúan abiertas o se mantienen aún en plazo de resolución, además de por iniciativas de impulso y promoción que redundarán en ese compromiso.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha defendido este modelo de gestión de la crisis sanitaria, “anteponiendo el salvar vidas por encima de todo, pero intentando menoscabar lo menos posible la actividad económica”.

El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha presentado esta mañana en Cuenca la aplicación móvil para el registro de clientes del sector hostelero impulsado por el Gobierno regional, y que buscar sumar una nueva herramienta a la reactivación segura del sector. En la presentación, Patricia Franco ha subrayado la gestión del Ejecutivo autonómico, “apostando por la salud de la ciudadanía menoscabando al mínimo la salud de la economía”.

En este sentido, la consejera ha agradecido la responsabilidad, el sacrificio y el esfuerzo de toda la sociedad castellano-manchega para doblegar la curva de contagios, expresamente a toda la ciudadanía y a los sectores afectados: empresas, autónomos y trabajadores; y ha mostrado su confianza con el nuevo periodo que se inicia con el levantamiento de algunas restricciones.

A este respecto, Patricia Franco ha remarcado el importante esfuerzo del Gobierno de Emiliano García-Page en el apoyo a los sectores más afectados, “un esfuerzo que soy consciente de que puede resultar insuficiente pero que es el mayor que ha realizado ninguna comunidad autónoma en términos de PIB y en términos de beneficiarios de nuestras ayudas”, destacando que sólo en ayudas directas a pymes y autónomos se han movilizado 140 millones de euros en ayudas.

“Podemos mirar de frente a los sectores más afectados como una administración responsable y comprometida”, ha indicado la consejera, recordando que estas ayudas han coincidido con los momentos más duros de la crisis sanitaria, la etapa del confinamiento y la tercera ola.

Apoyo directo al sector de la hostelería y turismo

Entre estos sectores más afectados ha citado el sector de la hostelería y turismo, para el que se ha movilizado un apoyo directo de más de 31,8 millones de euros, que se reforzará con líneas todavía abiertas o pendientes de resolución definitiva, como el bono turístico, las ayudas a la modernización y competitividad del sector turístico, cuyas solicitudes suman más de 10,2 millones de euros, o las ayudas al inicio y el mantenimiento de actividad de los trabajadores autónomos, “que se convocaron por 1,9 millones de euros y superan ya en sus solicitudes los 9 millones de euros, y en las que el sector hostelero tiene un importante protagonismo, siendo el tercer sector más representado”, ha detallado Patricia Franco.

A estas cifras habrá que sumar pronto también las ayudas para el mantenimiento de la actividad de pymes y autónomos, dotadas con 60 millones de euros, y que superan en solicitudes ya los 22 millones de euros y más de 7.000 solicitudes, con 814 de ellas en la provincia de Cuenca y 2,6 millones de euros solicitados; y en las que el sector hostelero tendrá un importante peso.

“Este apoyo se ha producido además en un contexto más favorable que en otras regiones”, ha apuntado la consejera, que ha señalado que, según los últimos datos publicados por el INE, la caída de la facturación del sector hostelero en la región, hasta el mes de noviembre, era del 42,5 por ciento en el año 2020, frente al 51,29 por ciento del conjunto del país.

“Ese contexto complicado supone una caída de casi 9 puntos menos que en la media nacional”, que en el caso de la comparativa con otras regiones como la Comunidad de Madrid es de casi 7,5 puntos menor. Ante ese menor impacto en la facturación del sector y la existencia de ayudas, “me quedo con el modelo de apoyo y compromiso con los sectores más afectados del Gobierno de Emiliano García-Page”, ha dicho la consejera.

Por último, Patricia Franco ha añadido a ese compromiso el nuevo esfuerzo intangible que supone la puesta en marcha de la nueva APP, a través del apoyo en las nuevas tecnologías para su implementación, “que hoy nos permite reabrir esta nueva etapa con mayores garantías, para seguir facilitando al máximo el trabajo de los rastreadores y personal sanitario de nuestra región, y seguir salvando vidas sin menoscabar nuestra economía”.