El director general de Recursos Humanos del SESCAM, Iñigo Cortázar, ha destacado hoy la profesionalidad, compromiso y dedicación demostrada por el conjunto de profesionales del sistema sanitario público regional desde el comienzo del estado de alarma derivada del coronavirus.

“El Gobierno de Castilla-La Mancha ha respondido a este comportamiento ejemplar yendo más allá que en otros sitios, encaminando todos nuestros esfuerzos a su protección, a la incorporación de refuerzos y a la eliminación de cualquier obstáculo administrativo para dicha contratación y su reconocimiento”, ha manifestado.

Cortázar ha recordado, en rueda de prensa, que a pesar de las actuales condiciones del mercado “absolutamente leoninas”, se ha realizado un importante esfuerzo, tanto en la adquisición de material como en la gestión de las donaciones recibidas, lo que ha permitido distribuir de manera centralizada, hasta el momento, más de ocho millones de artículos de protección, los últimos 203.000 entre hoy y mañana, a los que hay que sumar los adquiridos desde las diferentes gerencias de área.

A esta compra y gestión de material, hay que añadir las pruebas diagnósticas (PCR´s y test rápidos) adquiridas y ya realizadas entre los profesionales sanitarios, que ha cifrado en más de 7.000. A este respecto, ha precisado que no hay una correlación entre el número de pruebas y el número de profesionales, ya que a los que les resulta positivo hay que efectuarles, al menos, una segunda prueba para su reincorporación.

Esta práctica entronca directamente con el protocolo de actuación que se ha desarrollado para mejorar la protección de los profesionales. Así, ha recordado que Castilla-La Mancha actualizó la primera versión de este documento para evitar que ningún profesional se incorporase a la actividad laboral con síntomas. Además, ha adelantado que hoy mismo se aprobará un protocolo específico para trabajadores pertenecientes a colectivos vulnerables por edad o por otra circunstancia.

Dentro de este apartado de protección de los profesionales ha destacado igualmente que más de 2.300 que se han visto afectados por el coronavirus han recibido ya el alta. “Altas y bajas tramitadas en un proceso ágil y específico para nuestros profesionales en los que todos los trámites han sido internos”, ha aseverado Cortázar.

Más de 4.200 profesionales contratados

En cuanto a las contrataciones realizadas en este tiempo, ha asegurado que el SESCAM ha hecho el mayor esfuerzo en proporción a su tamaño. Concretamente, se ha contratado a 4.255 profesionales, de los cuales 1.605 son enfermeras y 1.360 técnicos en cuidados auxiliares de enfermería.

Cortázar ha precisado que el 95 por ciento de estas contrataciones (4.044) han sido gestionadas de forma interna, es decir, sin ser preciso recurrir a las vías extraordinarias puestas en marcha por el Ministerio de Sanidad (estudiantes, jubilados, etc…)

“Este refuerzo de personal supone el doce por ciento de la plantilla actual del SESCAM, el mayor porcentaje de toda España”, ha afirmado el director general de Recursos Humanos, quien ha incidido en que en términos absolutos, Castilla-La Mancha es la segunda autonomía, tras Madrid, en número de contrataciones.

Además de las contrataciones llevadas a cabo directamente con medios propios del servicio de salud, ha agradecido las aportaciones del personal del resto de organismos de la Junta de Comunidades y de la sanidad privada, principalmente de las mutuas de accidentes de trabajo

Otra de las líneas de actuación llevadas a cabo ha sido la puesta a disposición de todos los profesionales que lo precisen una red de alojamientos, que está siendo utilizada actualmente por más de 700 personas. Se trata de un conjunto de dispositivos tanto públicos (residencias de estudiantes) como privados (establecimientos hoteleros), a los que ha agradecido su disposición, y que estarán habilitados todo el tiempo que sea necesario.

Dentro de estas actuaciones de soporte, también ha destacado el programa de afrontamiento ante el malestar emocional puesto en marcha por la Coordinación Regional de Salud Mental con el objeto de ofrecer a los profesionales herramientas adicionales para la intervención en esta pandemia.

Reconocimiento e incentivación

En lo que respecta al reconocimiento e incentivación a los profesionales que están trabajando en esta “difícil” situación, tanto a los recién contratados como a los ya incorporados anteriormente, se han abordado diversas líneas de actuación.

Por un lado, se ha duplicado la puntuación en bolsa para todos los servicios prestados desde el 1 de marzo hasta que esta situación finalice. Esta duplicación afecta a todos los servicios, tanto los prestados en instituciones sanitarias públicas, privadas y sociosanitarias que se puntúen en el Pacto de Bolsa. Además, estos profesionales tendrán preferencia para las contrataciones de verano.

En cuanto al personal residente de todas las especialidades y de todos los años de residencia, van a ver reconocido su esfuerzo y van a percibir las retribuciones correspondientes a su siguiente nivel de responsabilidad desde el 15 de marzo.

“Desde esa fecha, un R1 cobrará como un R2, un R2 como un R3 y así sucesivamente”, ha explicado Cortázar, quien ha puntualizado que los residentes de último año cobrarán como un especialista y serán reconocidos como tal a efectos de servicios prestados desde esa fecha.

Todo este conjunto de actuaciones ha sido recogido en tres órdenes de la Consejería de Sanidad que han sido publicadas en este último mes. La primera el 14 de marzo y la última el 14 de abril.