El Gobierno regional ha destacado el incremento de más de 150 voluntarios en el conjunto de las agrupaciones de Protección Civil de Castilla-La Mancha en los últimos seis meses.

Así lo ha dado a conocer el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, durante su intervención en la inauguración de la fase presencial de una nueva edición del XVIII Curso de Formación Básica para Voluntariado de Protección Civil, que se imparte entre hoy y mañana en la localidad conquense de Cañete y en la que ha estado acompañado por el delegado provincial de Hacienda y Administraciones Públicas en Cuenca, Ramón Pérez Tornero, y la alcaldesa del municipio, Montserrat Poyatos.

Puig ha remarcado que actualmente hay 237 agrupaciones de Protección Civil en la región, incluyendo las dos últimas que se han creado en Villamiel de Toledo y Ocaña, y un total de 3971 voluntarios. En el caso de la provincia de Cuenca hay 26 agrupaciones y 417 voluntarios.

En las palabras que ha dirigido al alumnado, Puig ha querido resaltar el elevado número de voluntarios con que cuenta la agrupación de Protección Civil de Cañete en relación con su población. En este sentido, Puig ha puesto en valor que en un municipio de unos 800 habitantes, 36 hayan decidido dedicar parte de su tiempo libre a colaborar de forma altruista con todo aquello que se necesite en el ámbito de la Protección Civil.

El director general ha manifestado la satisfacción del Gobierno regional porque cada vez sean más las personas que deciden formar parte de una agrupación de Protección Civil y ha agradecido a todos ellas su compromiso con la región y, de manera especial, durante los últimos meses por la crisis sanitaria, en la que han colaborado en todo lo necesario.

En este sentido, Emilio Puig ha remarcado el compromiso del Gobierno regional con las agrupaciones de Protección Civil por la que la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas convoca subvenciones dirigidas a entidades locales de la región para financiar la adquisición de uniformes y medios materiales para sus agrupaciones de Protección Civil.

Desde el año 2016 se ha destinado más de 1,6 millones de euros para subvencionar los medios materiales y la uniformidad. En concreto, en la convocatoria de este año han resultado beneficiarias 175 agrupaciones de la región, a las que se les ha concedido 633 lotes de uniformes, 33 bombas eléctricas para inundaciones, 27 equipos electrógenos portátiles, 25 dotaciones de material de emergencias, 16 tiendas de campaña de primeros auxilios, 16 remolques con depósito de agua y 13 remolques de carga.

En el caso de la provincia de Cuenca han sido tres bombas eléctricas para inundaciones, cuatro remolques con depósito de agua, tres equipos electrógenos portátiles y módulos de uniformidad para cuatro agrupaciones.

Una colaboración con las agrupaciones que también se presta a través de la oferta formativa que la Escuela de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha realiza anualmente a todos los integrantes del Sistema Nacional de Protección Civil. Durante el pasado año más de 1.200 integrantes de las agrupaciones de Protección Civil realizaron algún curso de formación inicial o continua.

El fin del Curso Básico que este fin de semana se imparte en Cañete y que tiene una duración de 60 horas lectivas es dotar de los conocimientos básicos necesarios sobre Protección Civil , actuación sanitaria básica, comunicaciones, incendios y seguridad vial a los nuevos voluntarios y voluntarias de las agrupaciones con el fin de que puedan desenvolverse en situaciones de emergencia, salvaguardando su propia integridad y apoyando de manera directa a otros grupos de intervención como bomberos, sanitarios o forestales, entre otros.