La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, puso en valor la aprobación de la Ley del Tercer Sector Social en las Cortes regionales por voto unánime, con todas las formaciones políticas presentes en el parlamento autonómico. De esta manera, indicó, “el Gobierno del presidente Emiliano García-Page cumple con su compromiso de ordenar, definir y apoyar a las entidades sociales con la Ley del Tercer Sector Social”.

El Gobierno regional cumple su compromiso de ordenar, definir y apoyar a las entidades sociales con la Ley del Tercer Sector Social 1

En la sesión parlamentaria para el debate y aprobación de la Ley del Tercer Sector Social, la titular de Bienestar Social manifestó que “esta Ley crea un sistema transparente, participado y colaborativo entre las entidades sociales y el sector público regional”. Además, ha subrayado, que esta Ley “es fruto del diálogo, del consenso y es una clara muestra del Gobierno del presidente Emiliano Garcia-Page de apoyar al Tercer Sector como colaborador imprescindible en la construcción de una región con más justicia e igualdad, que tenga presente la necesidad de generar estabilidad, seguridad y garantías jurídicas para nuestro tejido asociativo que siembra las redes de nuestra sociedad”.

Aurelia Sánchez recordó que la norma servirá para mejorar la atención de más de 400.000 personas de manera directa y casi un millón de forma indirecta, ofreciendo mejores condiciones para 6.300 profesionales del sector y dando mayor estabilidad jurídica a las 5.200 entidades sin fines de lucro por las que está formado el Tercer Sector Social.

A su vez, la consejera de Bienestar Social agradeció a las entidades de la Mesa del Tercero Sector de Castilla-La Mancha, a los empleados públicos, a los servicios jurídicos y a los órganos de participación el trabajo realizado para elaborar la norma.

Contenido y estructura de la Ley del Tercer Sector Social

En lo que respecta al proceso de tramitación de la Ley, la titular de Bienestar Social manifestó que “ha sido riguroso y con la mayor transparencia posible”, ya que ha recibido seis informes favorables, como el informe de impacto de género o el informe de infancia; ha pasado por tres órganos asesores o consultivos distintos, como el Consejo de Servicios Sociales o el Consejo Regional de Municipios, así como ha tenido cinco trámites relacionados con la transparencia, como la Consulta e Información Pública o la exposición en el tablón de anuncios electrónico.

La norma tiene una Exposición de Motivos, 13 artículos distribuidos en cuatro capítulos, cinco disposiciones adicionales y tres disposiciones finales.

Aurelia Sánchez indicó que la Ley del Tercer Sector, contiene novedades importantes como la creación de un inventario de entidades, el establecimiento de los principios rectores y obligaciones, la Comisión para el Dialogo Civil, el compromiso de elaborar una Estrategia del Tercer Sector y el Concierto Social como fórmula para prestar los Servicios Públicos.

A su vez, la titular de Bienestar Social recordó que se trata de una ley reguladora y ordenadora del Tercer Sector, por lo tanto, no supone incremento del gasto público, aunque contempla la estabilidad de las entidades sociales. De esta manera, explicó que la financiación media anual destinada a las iniciativas que desarrollas las entidades sociales en los ámbitos que incluye la norma asciende a casi 300 millones de euros.

Por último, Aurelia Sánchez aseguró que se trata de una “ley social, con mayúsculas, en el amplio sentido de la palabra, que impregna nuestra comunidad, nuestros pueblos y a nuestra gente de bienestar”.