El Gobierno de Castilla-La Mancha sigue los primeros casos de gusano cabezudo en almendros de Albacete

Gobierno C-LM sigue de cerca los primeros casos de gusano cabezudo en almendros de la provincia de Albacete

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha revelado que está monitoreando de cerca los primeros casos de gusano cabezudo en almendros de la provincia de Albacete. Técnicos de la Delegación Provincial de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, junto con personal de las oficinas agrarias de Casas Ibáñez y Madrigueras, han confirmado la presencia de daños causados por el gusano cabezudo en ciertas parcelas de la comarca de La Manchuela, en Albacete, donde se cultivan almendros.

Según Ramon Sáez, delegado provincial de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, el gusano cabezudo es una plaga bien conocida en el sureste de la provincia de Albacete, específicamente en los municipios de Hellín y Tobarra, donde ha estado afectando los cultivos de albaricoqueros durante años.

El gusano cabezudo es un tipo de coleóptero que provoca daños en frutales de hueso, como albaricoqueros, melocotoneros, ciruelos, cerezos y almendros, entre otros. Inicialmente, los daños son detectables en los órganos vegetativos de los árboles, pero con el tiempo pueden afectar al tronco y las raíces, debilitando así el cultivo. En los casos más graves, esta plaga puede incluso causar la muerte del árbol, según ha informado la Junta en un comunicado de prensa.

Para hacer frente a esta plaga, Ramón Sáez destaca la importancia de utilizar métodos de control, tanto culturales como biológicos. Los métodos culturales incluyen la elección de patrones mejor adaptados, aumentar la frecuencia de riego, recolectar manualmente los adultos o quemar los árboles gravemente atacados. Por otro lado, también se pueden emplear métodos de lucha biológica, como la aplicación de nemátodos o el uso de productos fitosanitarios autorizados por las directivas comunitarias.

Según el delegado provincial, es crucial detectar precozmente las plagas que pueden afectar a los cultivos con el fin de implementar protocolos que minimicen los daños y erradiquen definitivamente la plaga. Después de descubrir las primeras parcelas de almendros afectadas por esta plaga, Ramón Sáez ha ordenado visitas de control en las áreas afectadas y sus alrededores para identificar posibles focos.

La aparición de una plaga que afecte al cultivo de la almendra sería muy perjudicial para la provincia de Albacete, ya que en los últimos años ha experimentado un crecimiento espectacular en la superficie cultivada de almendros. Actualmente, Albacete es la tercera provincia de España con mayor superficie de cultivo de almendros, con más de 83,000 hectáreas, lo que representa cerca del 50% de la superficie regional. Además, su producción anual supera las 50,000 toneladas de almendra en cáscara.

Con el objetivo de encontrar una solución a este problema, Ramón Sáez se ha reunido en la Delegación Provincial de Agricultura en Albacete con los técnicos de la Asociación de Sanidad Vegetal (ASV) de la comarca de La Manchuela, representantes de cooperativas de almendra, agricultores afectados y técnicos de la sección de sanidad vegetal de la delegación provincial.

El delegado provincial ha informado que está trabajando en colaboración con la Dirección General de Ordenación Agropecuaria de la Consejería para adoptar rápidamente medidas de control, prevención e información, así como brindar asistencia técnica, con el objetivo de evitar la propagación del gusano cabezudo y prevenir que se convierta en una plaga.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×