El viceconsejero de Administración Local y Coordinación Administrativa, José Miguel Camacho, visitó la puesta en marcha de un servicio de vídeo interpretación en lenguaje de signos en las Oficinas de Información y Registro (OIR) en Ciudad Real, destinados a los ciudadanos que hasta ahora no podían acceder a la administración pública y que con este sistema eliminamos una barrera más de las que había hasta ahora.

El Gobierno de Castilla-La Mancha genera los medios para que personas con discapacidad auditiva accedan a la Oficina de Información y Registro de Ciudad Real 1

En este sentido, Camacho incidió en que la eliminación de barreras, “es un objetivo” del presidente Emiliano García-Page para que los ciudadanos puedan acceder a la administración en igualdad de condiciones y con ello construir en Castilla-La Mancha una sociedad más inclusiva.

Nuestra región pasa a ser la primera Comunidad Autónoma que convierte estos espacios en cien por cien accesibles para las cerca de 18.000 personas con la posibilidad de acceder a este servicio pero, en cualquier caso, “aunque hubiera una merece la pena poner en marcha un mecanismo de este tipo que elimina una barrera importante que había hasta estos momentos”, ha puntualizado Camacho.

Es la política de la Junta, eliminar las barreras, acercar la administración a los ciudadanos y seguiremos trabajando en la misma línea.

En este acto, al que asistió la delegada de la Junta en Ciudad Real, Carmen Olmedo; el delegado provincial de Hacienda y Administraciones Públicas, Francisco Alonso y la directora de la Asociación de Padres y Amigos del Sordos de Ciudad Real (ASPAS), Lola Ferrer; Camacho explicó que, en la práctica, la puesta en marcha de este servicio supone disponer de un intérprete en lengua de signos en la Oficina de Información y Registro. Así, cuando una persona con discapacidad auditiva acuda a una OIR del Gobierno regional el personal empleado público que la atienda establecerá una videollamada con un intérprete en lengua de signos, quien se encargará, en tiempo real, de conocer cuál es el trámite que esa persona desea realizar y trasladárselo al funcionario de viva voz, estableciendo una comunicación que se prolongará hasta que finalice la atención por parte del funcionario.

Para poder realizar este servicio se impartió a un funcionario de cada OIR regional formación técnica sobre el funcionamiento del canal para establecer la videollamada y un curso de sensibilización sobre cómo prestar un servicio de calidad en la atención a personas con discapacidad auditiva.

Más de 800 plazas para personas con discapacidad

En las declaraciones a los medios de comunicación, Camacho señaló que la política de la Junta, pasa por la eliminación de barreras, acercando la administración a los ciudadanos y seguiremos trabajando en esa misma línea.

En este sentido, recordó que el Ejecutivo de Emiliano García-Page creó más de 800 plazas para personas con algún tipo de discapacidad, y se está trabajando en la propia adaptación de las pruebas que realizan estos opositores “es un objetivo muy importante no solamente la creación de plazas sino adaptar los propios exámenes que tengan que realizar en la oferta de empleo público de la Junta”.