Talavera de la Reina (Toledo), 7 julio de 2017.- El Área Integrada de Talavera de la Reina, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), ha ampliado y mejorado la asistencia sanitaria que se presta a los pacientes geriátricos en el Hospital Nuestra Señora del Prado, para lo que se ha incrementado el número de profesionales, lo que ha permitido, entre otros aspectos, ampliar el número de consultas externas de la especialidad.
 
Asimismo, la adscripción de un nuevo profesional ha facilitado la asistencia que se presta a los usuarios de varias residencias de ancianos de Talavera de la Reina que por sus condiciones de salud no pueden ser trasladados al Hospital y se hace necesaria la visita de los profesionales de Geriatría al centro residencial.
 
Entre las novedades abordadas por los profesionales de Geriatría del Hospital de Talavera, son muy significativos los trabajos para profundizar en su coordinación con otras especialidades.
 
En este sentido, destaca la reciente puesta en marcha de un protocolo de coordinación entre Geriatría y el servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo para mejorar la asistencia durante el proceso posterior a una intervención quirúrgica de los pacientes mayores de 80 años.
 
Así, el protocolo se activa con el ingreso del paciente tras la cirugía, de manera que los geriatras valoran su fragilidad y la posibilidad de adoptar medidas que reduzcan tanto el riesgo de complicaciones tras la intervención como de deterioro funcional del paciente en el periodo postoperatorio, ha explicado el doctor Juan Herrera Tejedor, geriatra.
 
Dentro del protocolo también se incluye la planificación del alta entre profesionales de ambas especialidades y se estipula el seguimiento al alta por parte de los geriatras del centro hospitalario.
 
Según ha explicado el doctor Herrera Tejedor, se estima que anualmente entrarán en este circuito entre 450 y 500 pacientes mayores de 80 años, si bien el objetivo es ampliar poco a poco este protocolo a más rangos de edad dentro de los pacientes de Geriatría, así como al resto de servicios quirúrgicos.
 
Este nuevo protocolo se suma, además, a la coordinación puesta en marcha recientemente entre Oncología y Geriatría para el abordaje de pacientes mayores de 75 años, que ha supuesto la puesta en marcha de una consulta monográfica para la realización de una valoración integral de la situación de los pacientes oncológicos que superen la citada edad, de modo que se pueda evaluar su vulnerabilidad y mejorar así la toma de decisiones en el abordaje de estos pacientes.

También te puede interesar:  La Gerencia de Atención Integrada de Albacete oferta 15 cursos de formación on-line para el último trimestre del año