El Fondo Social Europeo renueva el apoyo a Cruz Roja, lo que permitirá invertir en Empleo 280 millones de euros

Cruz Roja ha renovado su compromiso con el Programa Operativo de Empleo Juvenil (POEJ) y el Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social (POISES), financiados por el Fondo Social Europeo (FSE) para el período 2023-2029. La organización ha obtenido casi el 90% de la financiación solicitada para sus seis propuestas, que engloban 10 proyectos planificados durante los próximos 6 años y medio, con un costo total de más de 280.600.000 euros, de los cuales el FSE aportará más de 192 millones de euros.

Estos proyectos beneficiarán a más de 310.000 personas y contarán con el apoyo de 27.000 empresas. Más de 95.000 individuos se capacitarán para mejorar sus perspectivas laborales, y se prevé que aproximadamente 150.000 personas consigan empleo.

Esto permitirá la expansión de los servicios y la cobertura, así como la consolidación de la labor actual de Cruz Roja en la asistencia a personas desempleadas en situaciones de gran vulnerabilidad, como mayores de 45 años, migrantes, personas con alta vulnerabilidad laboral, mujeres en dificultad, jóvenes con baja cualificación, entre otros.

Las propuestas de Cruz Roja han recibido una calificación muy positiva por parte del FSE, lo que refleja el reconocimiento a la coherencia y los compromisos propuestos por la organización. Esto es el resultado del incansable esfuerzo y las capacidades de Cruz Roja para promover la inserción laboral entre los colectivos más vulnerables.

El proyecto ‘Activando Emple-habilidad’ de Cruz Roja tiene como objetivo generar oportunidades de mejora de la empleabilidad y acceso al empleo, así como apoyar el ejercicio de los derechos ciudadanos para personas de grupos desfavorecidos. Esto se logrará a través de un enfoque centrado en soluciones, grupos de apoyo mutuo y otras acciones que facilitarán las transiciones laborales. Este proyecto será el más amplio en términos de participación, con más de 95.000 personas entre las edades de 30 y 65 años involucradas en él.

Le seguirá en volumen otro proyecto ya en marcha desde el periodo anterior, ‘Generando oportunidades laborales en mercados inclusivos’ el cual fomenta que el mercado de trabajo esté abierto a todas las personas que quieran y puedan trabajar y no deje fuera a nadie por su sexo, origen, diversidad funcional o su situación de dificultad o vulnerabilidad social. A él accederán más de 82.000 participantes.

Los aceleradores ‘Go’ de empleo juvenil promoverán el acceso al mercado laboral de cerca de 80.000 menores de 30 años, y también habrá proyectos para la igualdad en el empleo con otro programa, el de ‘Puentes por la igualdad’, también en funcionamiento desde 2016 en Cruz Roja, que ayudará a más de 43.000 mujeres. A estos proyectos se le suman también proyectos específicos para la empleabilidad en Canarias, con otros 10.000 participantes.

La labor del Plan de Empleo de Cruz Roja en la provincia de Toledo, tiene más valor con la implicación de empresas como Druni, líder en el sector de la belleza y la perfumería, que apuesta por la igualdad de oportunidades y la contratación de personas que lo tienen más difícil por diversos factores como la falta de experiencia laboral.  Este es el caso de Juan David, joven de 20 años que viene de Bogotá, Colombia. En sus palabras: “la empresa valora todo lo que tengo que dar como persona”.

¿Cómo funciona el Plan de Empleo de Cruz Roja?

El Plan de Empleo de Cruz Roja trabajo tanto con las personas afectadas por el desempleo como con el entorno. Con un 11.3% de tasa de paro general, un 15.1% de tasa de paro femenino y un 47.4% de desempleados de larga duración, Cruz Roja arropa a quienes más difícil lo tienen para acercase al mercado laboral; lo jóvenes, tienen un 9.5% de desempleo, y hay hasta 12.3 millones de personas en riesgo de pobreza o exclusión, además de que un 12% de la población vive en hogares con baja intensidad de empleo, o no tienen competencias digitales en un 32% de los casos.

Todo esto, y el propio contexto socio-económico, hace que el entorno cuente con discriminación laboral por origen, género, raza o edad, entre otros factores. Además, falta encaje entre la mano de obra y las vacantes existentes, y los nuevos procesos de reclutamiento piden más perfiles tecnológicos y digitales. La salud mental por la incertidumbre frente al futuro y el estrés por la situación económica también influyen en el mercado laboral, que llega a provocar desánimo generalizado.

A través de los Itinerarios de Cruz Roja (‘Puentes por la igualdad en el empleo’, ‘Desafío +45 plus’, ‘Activando emple-habilidad’, ‘Itinerarios sociolaborales para economías en expansión’, ‘Aceleradores Go’ y ‘Reto Social empresarial +’, Cruz Roja interviene tanto con las personas como con el entorno laboral para impulsar el mercado.

Además, realiza activación y motivación entre los participantes, orientación para tomar decisiones sobre tu itinerario o cubrir las vacantes que las empresas más están buscando, refuerzan todo tipo de competencias básicas, transversales y técnicas en entornos reales y realizan intermediación para la integración en el puesto de trabajo. Todo esto, se acompaña del acompañamiento permanente a los y las participantes.

Así se ha conseguido hasta el momento que 96.430 personas se cualifiquen en un oficio, que más de 195.000 consigan competencias básicas, que casi 166.000 mujeres mejores su empleabilidad y empoderamiento, que 148.530 han conseguido un empleo.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×