El Ejecutivo Descarta Oficialmente el Almacenamiento Nuclear en Villar de Cañas y Promete la Cesión de Instalaciones para Beneficio Comunitario

Gobierno 'entierra' el ATC de Villar de Cañas en el BOE y cederá gratis edificios y terrenos para usos públicos

El Gobierno ha decidido poner fin al proyecto de construcción de un Almacén Temporal Centralizado (ATC) en la localidad de Villar de Cañas (Cuenca), que estaba destinado a contener el combustible nuclear gastado y otros residuos de alta actividad. La resolución fue publicada este martes 16 de enero en el Boletín Oficial del Estado (BOE), determinando la cesión gratuita de los terrenos y edificaciones asociadas al ATC a entidades públicas con el fin de que se reorienten a usos de carácter público o social.

De acuerdo con la resolución consultada por Europa Press, la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) adquirió los citados terrenos y edificó infraestructuras con el objetivo de poner en marcha el ATC y su centro tecnológico asociado, conforme a lo previsto en el VI Plan de Gestión de Residuos Radiactivos (PGRR) aprobado en 2011. Sin embargo, el proceso administrativo para obtener las necesarias autorizaciones del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico quedará sin efecto.

El cambio de rumbo se debe a la nueva estrategia del Gobierno, reflejada en el VII PGRR, que apuesta por disponer de almacenes temporales individuales en cada uno de los siete emplazamientos de las centrales nucleares existentes en España. Esta decisión surge ante la imposibilidad de alcanzar el necesario consenso social, político e institucional para designar el emplazamiento del ATC.

La nueva orientación supone un abandono total del proyecto inicial de Villar de Cañas y exige una conclusión ordenada de todos los trámites que se habían comenzado para su puesta en marcha. Este hecho implica que los terrenos y edificaciones adquiridos por Enresa, que incluyen viveros de empresas, oficinas y naves industriales, han perdido su finalidad para el servicio público esencial previamente asignado.

El siguiente paso obliga a Enresa a redestinar estos activos a otros fines que fomenten el desarrollo económico y social de la región. La resolución establece que la Administración General del Estado, la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, entidades locales de la provincia de Cuenca o fundaciones públicas correspondientes son los únicos posibles beneficiarios de la cesión gratuita, siempre y cuando los bienes se utilicen para proyectos de utilidad pública o interés social.

En conclusión, se revoca el Acuerdo del Consejo de Ministros de 2011 que designó Villar de Cañas como sede del ATC. Enresa deberá ahora desistir en los procedimientos vinculados a la autorización y evaluación de impacto ambiental del proyecto, dando lugar a la terminación ordenada del mismo.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×