El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy la Oferta de Empleo Público (OEP) de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha correspondiente al ejercicio 2020, con 1.903 plazas, que, sumadas a las aprobadas desde 2016, dan un total de 14.204 plazas de empleo público aprobadas en los cinco años de Emiliano García-Page al frente del Gobierno regional, lo que supone una media de más de 2.800 plazas al año.

Así lo ha trasladado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, en la rueda de prensa que ha ofrecido, en el Palacio de Fuensalida, junto a la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, para informar de los acuerdos adoptados hoy en la reunión semanal del Consejo de Gobierno.

Tal como ha señalado Ruiz Molina, con la Oferta de Empleo Público de este año se pone en marcha el II Plan de Impulso a los Servicios Públicos, que se prolongará hasta el año 2023 y con el que está previsto que se lleguen a aprobar cerca de 6.000 plazas de empleo público.

Ruiz Molina ha insistido en que el objetivo es “consolidar la mejoría en la calidad de los servicios públicos que se ha experimentado en la región desde 2015”, gracias al I Plan de Impulso de los Servicios Públicos, que supuso la aprobación de un total de 12.301 plazas de empleo público.

Tras resaltar que la pandemia nunca va a ser una excusa para cumplir con los compromisos adquiridos con la ciudadanía, Ruiz Molina ha destacado que en el ámbito de la función pública se seguirán aprobando ofertas de empleo público de forma anual y convocando los correspondientes procesos selectivos.

En este sentido, Ruiz Molina ha explicado que con estas sucesivas ofertas de empleo público los objetivos que pretende conseguir el Gobierno regional son blindar las plantillas de los empleados públicos para que en ningún caso el gasto de personal pueda ser un capítulo de ajuste; reducir la tasa de interinidad de la Administración regional, situando a Castilla-La Mancha como una de las comunidades autónomas con menor tasa de interinidad; dar oportunidades de promoción interna a los empleados públicos de la Administración regional; favorecer la incorporación de las personas con discapacidad a la función pública y ofrecer posibilidades de encontrar un empleo en la función pública a todas aquellas personas que tienen esa vocación.

En cualquier caso, el objetivo fundamental, ha incidido Ruiz Molina, es mejorar la calidad de vida de la ciudadanía de Castilla-La Mancha, en este caso, mejorando la calidad de los servicios públicos que presta la Administración regional.

Se agotan todas las posibilidades que permite la legislación básica del Estado para aprobar plazas de empleo público

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas ha resaltado a continuación que el número de plazas al que asciende la Oferta de Empleo Público de 2020 supone agotar, como se viene haciende desde 2016, todas las posibilidades que permite la legislación básica del Estado en la materia.

En este sentido, ha explicado que las más de 14.000 plazas que se han aprobado en estos cinco años está muy por encima de las previsiones iniciales que había en 2015. Este incremento se debe a que a las plazas que se aprueban a través de la tasa de reposición de efectivos, la destinada a cubrir las bajas que se producen a lo largo del año, principalmente por la jubilación del personal, se han ido sumando a las plazas aprobadas a través de la tasa de estabilización del empleo temporal.

Ruiz Molina ha destacado que la tasa de estabilización del empleo temporal es fruto de una propuesta que hizo el presidente García-Page en la Conferencia de Presidentes celebrada en 2017, propuesta que finalmente fue aprobada.

Dos de cada tres plazas de la Oferta de Empleo Público de 2020 son de sanidad y educación

Con la OEP de 2020 se aprueban un total de 1.903 plazas, que se reparten por sectores entre 650 plazas de administración general, 893 correspondientes al sector educativo y, finalmente, 360 para el personal estatutario del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam). De esta forma, ha subrayado Ruiz Molina, dos de cada tres plazas de la Oferta de Empleo Público de este año, un total de 1.253 plazas, están destinadas a educación y sanidad.

Las 650 plazas de administración general se dividen a su vez en 399 plazas de personal funcionario y 251 de personal laboral. De las 399 plazas para funcionarios que se aprueban 65 serán del grupo A1, 185 del grupo A2, 97 corresponderán al grupo C1 y las restantes 52 al C2. Las 251 plazas de personal laboral se reparten entre 78 plazas del grupo III, 63 plazas del grupo IV y 110 plazas del grupo V.

En el sector educativo, el total de 893 plazas aprobadas para 2020 se repartirán entre 402 plazas del cuerpo de maestros, 455 para enseñanza Secundaria y 36 para profesores técnicos de FP.

Finalmente, las 360 plazas aprobadas para personal estatutario del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) se dividen entre 30 para personal facultativo, 145 para personal sanitario diplomado/de grado, 114 plazas destinadas a personal sanitario técnico y 72 para personal de gestión y servicios.

En el montante total de 1.903 plazas se incluyen aquellas reservadas a personas con discapacidad, que, como en todas las ofertas de empleo público que ha aprobado el Ejecutivo de García-Page, ascienden al 7 por ciento del total, con el objetivo de fomentar su inclusión laboral y social. Así, en la Oferta de Empleo Público correspondiente a este ejercicio un total de 139 plazas serán cubiertas por personas con discapacidad.

De las 1.903 plazas convocadas, un total de 1.644 son de nuevo ingreso, el 86 por ciento del total, y 359 plazas se han aprobado por el sistema de promoción interna, que son el 14 por ciento restante.

En cuanto a los procesos selectivos correspondientes a esta Oferta de Empleo Público, Ruiz Molina ha indicado que en todos los sectores se convocarán mediante el sistema de concurso-oposición.

El Gobierno regional convocará 2.790 plazas de empleo público en el primer semestre de 2021

Finalmente, el titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha subrayado que, “con certeza y antes del próximo mes de abril”, el Gobierno regional habrá convocado 2.790 plazas.

Por un lado, se convocarán 1.518 plazas de administración general, ya que las plazas de funcionarios y personal laboral de la Oferta de Empleo Público de 2020 se sumarán a las que se aprobaron en la oferta del año pasado, de tal forma que en 2021 se convocará un único proceso selectivo, que sumará un total de 896 plazas de funcionario y 650 de personal laboral.

Además, se convocará un proceso específico para las plazas reservadas a personas con discapacidad intelectual, en el que se convocarán un total de 65 plazas, que son todas las aprobadas para personas con discapacidad intelectual entre 2017 y 2020. Ruiz Molina ha recordado en este sentido que el Gobierno regional modificó la Ley de Empleo Público de Castilla-La Mancha para facilitar el acceso de las personas con discapacidad intelectual a la función pública y, por ello, ahora se convocará este proceso independiente, que contará con temarios y pruebas adaptadas.

Finalmente, en el ámbito educativo, el próximo año se convocarán 1.207 plazas para Enseñanzas Medias.