El Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos de Ciudad Real desarrolla sus funciones de recogida de residuos sólidos urbanos, como servicio esencial que es, en esta situación excepcional por la infección del Coronavirus COVID19, en todos los municipios a los que presta servicio, eso sí cumpliendo con las medidas cautelares.

Cuando se estableció el estado de Alarma, el Consorcio RSU estableció determinadas medidas cautelares, encaminadas a proteger a sus trabajadores y a salvaguardar la salud de los mismos y de los 400.000 ciudadanos a los que presta servicio este consorcio provincial.

“Desde aquí hago una llamada a la tranquilidad, para que todo el que pueda se quede en casa, aunque los trabajadores del Consorcio RSU no podemos al ser servicio esencial, con el ánimo de que, entre todos, contengamos el COVID19, así como agradecer el esfuerzo de los trabajadores del Consorcio estos días, que están siguiendo a rajatabla las medidas cautelares que se nos han indicado por parte de las autoridades Sanitarias y Salud Pública”, comenta la presidenta del Consorcio RSU, María Fresneda.

María Fresneda agradece a trabajadores y ciudadanos su esfuerzo y comprensión en estos momentos de excepcionalidad.

En coordinación con los 94 ayuntamientos, el Consorcio RSU sigue cubriendo sus rutas de recogida cada día, como medida de higiene para detener el coronavirus, manteniendo las medidas indicadas y las distancias de seguridad.

Además el personal de oficina está trabajando de forma telemática para sumar en la lucha contra el COVID19.

Destacar entre las medidas cautelares que se han reorganizado las salidas de las rutas de forma escalonada para evitar concentración de personal en el centro de tratamiento. O que el Ecopunto móvil queda suspendido temporalmente. Igualmente se ha suprimido también de forma temporal la recogida en domingos y festivos. Y que se atenderá de forma especial la recogida diaria en Centros Sanitarios y Residencias de Ancianos.