El Consejo Regional de Transportes ha dado el visto bueno al nuevo reglamento del Taxi que ha elaborado el Gobierno regional, después de que éste haya pasado el trámite de información pública.

El director general de Transportes y Movilidad, Rubén Sobrino, ha presidido la reunión de este Consejo y ha detallado las principales modificaciones que contempla el nuevo reglamento que, a su juicio, “vienen a dar respuesta a las demandas del sector y a favorecer su situación agravada por las consecuencias económicas de la Covid”.

El nuevo reglamento contempla dos principales innovaciones. Por una parte, la ampliación de la moratoria de tres años más para la renovación de los taxis con una antigüedad igual o superior a 10 años. Una reivindicación del sector para paliar los efectos económicos negativos de la Covid-19 y que ha sido recogida por el Gobierno del presidente García-Page.

Y, por otra parte, el nuevo reglamento que vendrá a sustituir al del 2018, contempla la autorización provisional para otros vehículos, de menos de diez plazas, para hacer transporte especial cuando las condiciones climatológicas sean adversas o que éstas dejen las vías de comunicación en mal estado.

En la actualidad, en Castilla-La Mancha hay 1.160 licencias de taxis y de ellas, un 70 por ciento pertenecen a taxis que operan en entornos rurales y el 30 restante en entornos urbanos.