El Consejo Local de la Mujer ha solicitado la unión social y política para combatir el machismo y la violencia de género en su primer manifiesto del año hecho público hoy coincidiendo con la concentración mensual que cada primer martes de mes se llevaba a cabo en el paseo de la Vega antes de que se iniciara la pandemia. “Mujeres y hombres, unirse a nosotras porque la unión hace la fuerza”, reclaman.

“El machismo es un tema global y así debería ser combatido”, reza el texto elaborado en esta ocasión por la Asociación de Vecinos ‘La Cornisa’ y la Asociación Cultural ‘Onda Polígono’, en el que denuncian que, por muchas leyes que se hagan en contra de violencia hacia las mujeres, “vivimos en una sociedad en la que tanto en la política como el periodismo, la judicatura, la policía, el deporte o la cultura, todavía existe un fondo de machismo que ve el feminismo como un ataque a sus privilegios y no lo que es en realidad, la lucha por la igualdad real entre mujeres y hombres y la eliminación de todo tipo de violencias”.

Asimismo, en el manifiesto de este martes, este organismo asegura que la violencia hacia la mujer por ser mujer “no es un género literario de ficción ni una fake news” por mucho que se “intente negar o mezclar con otro tipo de violencia que pueda sufrir el varón”. Es una realidad que sufren millones de mujeres en todo el mundo, de todo tipo y condición, a quienes “se las roba el presente, el pasado y el futuro”.

De hecho, ponen como ejemplo el miedo de muchas mujeres a caminar solas por la noche ya que “las miradas lascivas, las insinuaciones sexuales no deseadas y las expresiones soeces, que pretenden pasar por graciosas, son violencia hacia la mujer”, y dan un dato a este respecto, referente a la macroencuesta de 2019 sobre la violencia contra la mujer, “sufrir una violación aumenta por seis el riesgo de suicidio”.

Efectos de la pandemia

El texto también hace referencia al año que termina, alertando que la pandemia y el confinamiento supusieron que tanto las mujeres maltratadas como las prostituidas quedaron en manos de sus victimarios durante los meses más duros de la crisis sanitaria, y dedica un minuto de silencio, como era habitual en la Vega, a todas las víctimas mortales de violencia de género en 2020, que ascienden a 42 mujeres.

El Consejo Local de la Mujer no olvida tampoco la prostitución, “eminentemente femenina y destinada al varón”, ni la explotación sexual que sufren más del 90 por ciento de las prostitutas de clubes y pisos, “sometidas a todo tipo de abusos y chantajes físicos y emocionales, la mayoría con una deuda que es muy difícil de liquidar por las triquiñuelas que utilizan las mafias de forma engañosa y arbitraria”.

Por último, a través de este manifiesto denuncian la existencia de otras violencias que se ejercen contra la mujer por el mero hecho de serlo como la desigualdad legal o el ninguneo profesional y académico o la violencia obstétrica y reproductiva.

“Las mujeres no somos un colectivo, sino la mitad de la humanidad”, explican en el texto, por ello reclaman la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres y la eliminación de todo tipo de violencia hacia las mujeres, “algo que debemos que conseguir entre todas y todas”.