El presidente del Instituto de Promoción Económica de Ciudad Real, Pedro Maroto, junto al gerente del IMPEFE, Rafael Morales, han dado la bienvenida al grupo de trabajadoras del “Plan de Empleo Mujer +45”, que se encuadra dentro del “Plan Ciudad Real Activa 2020” de la Diputación provincial de Ciudad Real.

El presidente del Instituto de Promoción Económica de Ciudad Real, Pedro Maroto, junto al gerente del IMPEFE, Rafael Morales, han dado la bienvenida al grupo de trabajadoras del “Plan de Empleo Mujer +45”, que se encuadra dentro del “Plan Ciudad Real Activa 2020” de la Diputación provincial de Ciudad Real.

El “Plan de Empleo Mujer +45” tiene por objeto la contratación temporal de 24 mujeres mayores de 45 años, en situación de vulnerabilidad e incluidas en un Itinerario Integral de Inclusión Social, así como la contratación de 5 técnicos/as para la dirección y coordinación del proyecto.

Las categorías profesionales y número de trabajadoras que desarrollarán su trabajo las mujeres contratadas son una Monitora-Formadora, una Técnica de Prevención de Riesgos Laborales, una Técnica en Marketing Digital, cuatro Auxiliares Administrativas, ocho Auxiliares de Servicios Múltiples y doce Operarias.

Las trabajadoras han recibido en la misma jornada la formación en prevención de riesgos laborales y el próximo jueves, día 7 de enero, se incorporarán al servicio.

“Gracias a los fondos aportados por la Diputación, este equipo de Gobierno tomó la determinación de hacer un plan de empleo dirigido a mujeres debido a la brecha que existe a la hora de la contratación para poder paliar en la medida de lo posible esta desigualdad y equilibrar la balanza en favor de este colectivo”, destacaba el presidente del IMPEFE, Pedro Maroto

Se trata de la primera fase de este “Plan de Empleo +45”, que se complementará el próximo mes de febrero, con la incorporación de monitoras en diferentes centros educativos. La duración de los contratos es de seis meses.

La idea es seguir trabajando en esta línea, apostando por la creación de empleo y la igualdad de oportunidades, apuntaba Maroto.