Como cada primer martes de mes, el Consejo Local de la Mujer quiere recordar a las mujeres víctimas de violencia machista a través de un manifiesto reivindicativo en el que, en esta ocasión, alertan del riesgo que supone el confinamiento para muchas mujeres que “en su propio hogar se ven obligadas a estar encerradas con su agresor” y piden a los vecinos y vecinas de Toledo que colaboren y “estén alerta”.

El texto, que se presenta bajo el título ‘No hay cuarentena para la violencia machista’, ha sido elaborado por la Asociación de Vecinos ‘La Verdad’ del barrio de San Antón, cuyos representantes, miembros del Consejo Local de la Mujer, deberían leer hoy el manifiesto en la concentración mensual de la Vega.

En él, recuerdan que cuatro han sido las mujeres asesinadas en “este excepcional mes de marzo”, lo que corrobora que “el confinamiento provoca agravantes para incrementar la violencia de género”. Cuatro nuevos casos que elevan ya a 17 en España el número de mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas al final del primer trimestre.

La incertidumbre económica, el desempleo, el aumento de cuadros de ansiedad o la depresión por el encierro son algunos de los desencadenantes que pueden derivar en casos de violencia hacía las mujeres, incluso en hogares donde “aún no existían situaciones previas”.

Ante el aislamiento de mujeres y niñas en situación de riesgo que dificulta su acceso a los recursos públicos y sociales disponibles para las víctimas, el Consejo Local de la Mujer recuerda que los centros de emergencia y de acogida han sido declarados servicios esenciales, por lo que se puede acudir a ellos si se precisa abandonar el domicilio o se tiene la necesidad de un alojamiento temporal seguro.

Redes solidarias de ayuda en los barrios

Aun así, en este manifiesto apelan a la responsabilidad social y piden a los vecinos y vecinas de Toledo que estén alerta y no se queden callados ante casos de violencia machista ya que muchas mujeres los viven en “silencio, soledad y con mucha vergüenza puertas adentro”.

Para ello, invitan a crear redes solidarias de ayuda en los barrios poniendo el ejemplo de una periodista chilena que escuchaba varias peleas diarias en pisos de su edificio durante los primeros días de confinamiento y un día colgó un cartel en su ventana que decía “Mujer, vente pa acá al 207”. Seguidamente, salió a denunciar la situación a su balcón y muchos de sus vecinos, entre aplausos, cedieron también sus casas para cobijar a las mujeres que estaban siendo agredidas.

Respetuoso minuto de silencio

“Hacer ver que estamos atentos como vecinos puede ser de ayuda para que al menos los violentos se sientan vigilados y que sepan que la mujer no está sola”, prosigue el texto del Consejo Local de la Mujer, quien invita a la sociedad toledana a mantener, desde sus hogares, un minuto de “respetuoso silencio” en honor de las mujeres asesinadas.

El texto concluye asegurando que “algún día podremos vencer esta lacra al igual que venceremos esta pandemia”. En el mismo, aluden al enlace en el que se puede consultar la Guía de actuación para mujeres que estén sufriendo violencia de genero en situación de permanencia domiciliaria derivada del estado de alarma por Covid19 en este PDF.

Teléfonos de atención

Cabe destacar, que el Centro de la Mujer dependiente del Ayuntamiento de Toledo mantiene la atención telefónica de 9:00 a 14:00 horas en el número 925 33 03 99,  al igual que continúa en funcionamiento la Casa de Acogida. Asimismo, sigue activo  el 900 100 114, teléfono 24 horas para casos de violencia machista que no deja rastro en la factura.

De otro lado, se ha establecido una atención de apoyo psicológico para este tipo de casos vía whassap en los teléfonos 682 91 61 36 y 682 50 85 07 y un servicio online a través del correo 016-online@mscbs.es.