El Consejo de Gobierno autorizó la formalización de una operación de préstamo a largo plazo con el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa, por un importe máximo de 150 millones de euros, que estará destinado a la financiación de aportes que debe hacer la Comunidad Autónoma a proyectos de inversión que se cofinancian a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y del Programa de Desarrollo Rural (PDR).

El Consejo de Gobierno autorizó un préstamo de 150 millones, estará destinado a proyectos de inversión cofinanciados mediante FEDER y PDR 1

Así lo anunció el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina en una rueda de prensa ofrecida junto a la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, para informar acerca de los acuerdos adoptados en el Consejo de Gobierno de esta semana.

La Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas negoció con el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa esta operación, solicitando en febrero al Ministerio de Hacienda autorización para su formalización, cumpliendo la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA).

Esta operación, autorizada por el Consejo de Ministros el pasado 14 de julio, podrá ascenderé a un importe máximo de 150 millones, con un plazo de devolución de 10 años como máximo.

Según lo explicado por Ruiz Molina, el importe del préstamo se destinará a financiar la aportación que debe hacer la Comunidad Autónoma a proyectos de inversión que se cofinancian mediante los fondos FEDER y PDR y que asciende al 20 por ciento del total de la inversión.

Los proyectos, subrayó Ruiz Molina, son algunas de las principales actuaciones que se van a llevar adelante en los próximos años para mejorar la dotación de infraestructuras sanitarias y sociales de la región o aquellas encaminadas a aumentar el uso de las energías renovables en edificios e infraestructuras públicas.

Tipos de interés más bajos y diversificación de las fuentes de financiación

El Gobierno de Castilla-La Mancha decidió optar por esta vía de financiación a largo plazo porque permite obtener unos tipos de interés más bajos, lo que permite un menor coste financiero para la Junta de Comunidades.

Otra de las ventajas, resaltadas por el titular de Hacienda y Administraciones Públicas, es la diversificación de las fuentes de financiación de la región, para no depender únicamente de la financiación a largo plazo que facilita a la Comunidad Autónoma el Estado a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO).