El Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha en Toledo acoge la exposición ‘La cabeza incolora’ de Bernardí Roig

Imputan un delito contra la libertad sexual al detenido en Guadalajara tras ser denunciado por una mujer

Los amantes del arte moderno y contemporáneo podrán disfrutar de una experiencia única en la sede de Toledo del Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha, hasta el próximo 31 de diciembre de 2024, con la presencia de la exposición ‘La cabeza incolora’ de Bernardí Roig. El reconocido artista nacido en Palma de Mallorca en 1965, y considerado una de las figuras más destacadas del arte español en la escena internacional, expone una colección de trabajos que abarca la última década y que cobra nuevos sentidos en este espacio que armoniza pasado y presente, según informó el museo en nota de prensa.

La muestra se adentra en la psique del espectador a través de las ‘inquietantes’ figuras escultóricas diseminadas a lo largo del antiguo Convento de Santa Fe, y se complementa con vídeos que invitan a la reflexión. Además, dos proyectos concebidos especialmente para esta sede enriquecen la exposición: una versión única del vídeo ‘Naufragios del rostro’ (2015), exhibido majestuosamente en la gran pared lateral de entrada al museo, y ‘La luz que agoniza’, una instalación impactante de fluorescentes con un autorretrato del artista, localizada en el exterior, entre dos patios conectados por un recién integrado rincón cercano al claustro.

Tras presentar tres exhibiciones simultáneas en Málaga —en el Centre Pompidou, el Museo Casa Natal Picasso y la Colección del Museo Ruso— donde rindió tributo a Picasso en la conmemoración del 50 aniversario de su muerte, Bernardí Roig tiene previsto continuar su itinerario artístico en The Phillips Collection de Washington D.C., en mayo próximo, con ‘La cabeza de Goya’. Este trabajo establece un diálogo con la única obra de Goya presente en dicha colección.

La muestra revela la profunda obsesión de Roig con la figura de Goya, apreciable en 55 dibujos que dedica al maestro, explorando conceptos de desaparición, permanencia y la influencia eterna de los genios en la cultura artística. El propio Roig reconoce esta fijación como un elemento central de su práctica creativa, describiendo sus obsesiones como nutrientes esenciales, y revelando su proceso solitario y contemplativo en la búsqueda de nutrir su “cabeza finita y poblada de ausencias” con sus propias “fantasmagorías”.

La exposición ‘La cabeza incolora’ promete ser un viaje introspectivo y perturbador para quienes se aventuren a descubrir la idiosincrática obra de Bernardí Roig en el contexto ecléctico y rico en historia del Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha en Toledo.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×