Ecologistas en Acción Toledo se anotició del hallazgo de un
macho de Lince Ibérico atropellado en la carretera TO-7841-V, que une
las localidades toledanas de San Pablo de los Montes y Ventas con Peña
Aguilera. El ejemplar fue localizado por un colaborador de la
organización a primeras horas de la madrugada del lunes 10 de mayo en
torno al PK 10 de la citada vía.

Ecologistas en Acción Toledo denunció el hallazgo de un lince ibérico atropellado en la carretera de San Pablo de los Montes a Ventas con Peña Aguilera 1

El lince, de nombre Naipe, era parte del programa de sueltas y reintroducciones del Programa Life – Iberlince que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha viene llevando adelante en los Montes de Toledo en los últimos años. En concreto, Naipe fue liberado durante la primavera de 2017 en la finca El Sotillo, ubicada en el municipio de Ventas con Peña Aguilera. Al momento de su localización, este individuo, nacido en el Centro de Cría de La Olivilla de Santa Elena (Jaén) contaba con un marcaje mediante collar localizador GPS.

Lamentablemente, las muertes por atropello en carreteras, junto a los disparos y muertes en relación con métodos de control de depredadores, son las principales causas de mortalidad de esta especie declarada “en peligro de extinción” que, con el programa de
sueltas trata de crear una población reproductora estable en el entorno
de los Montes de Toledo.

Al momento del hallazgo, se comunicaron al 112 y se personaron en el lugar Agentes Medioambientales y de la Guardia Civil, quienes procedieron a labrar el acta y retirar el cadáver para su traslado al CERI de Sevilleja de la Jara.

Al momento de la redacción de la nota, se desconoce si efectivamente fue el atropello la causa de muerte del ejemplar. Por ello, aunque la circunstancia sea la más probable, se dirigieron a la Delegación Provincial de la Consejería de Desarrollo Sostenible en Toledo para obtener informes sobre todos los detalles relacionados con el particular. Hay que recordar que conforme al cumplimiento del protocolo establecido para este tipo de incidencias, los ejemplares así localizados deben ser trasladados a un centro en el
que poder realizar la correspondiente necropsia del cadáver para así
poder determinar con exactitud si fue el atropello la causa real de la
muerte o pudiera concurrir cualquier otra circunstancia, como la muerte
por disparo o veneno.

Ecologistas en Acción lamenta que estas incidencias se produzcan en el medio natural, por cuanto se trata de la muerte de un ejemplar que pertenece a una especie altamente amenazada y el programa Life – Iberlince es financiado con dinero público. Asimismo y dado que, como se pudo comprobar, las medidas para evitar estos incidentes no están funcionando con total eficacia, demandamos a la administración regional mayor celo e inversiones en la disposición de medidas preventivas. Es preciso una mejora en la señalización de las carreteras que atraviesan zonas linceras, con la consiguiente limitación de velocidad al paso de vehículos y avisos a los usuarios de la vía de que circulan por zonas sensibles para la especie, además de la disposición de pasos suficientemente amplios que eviten en lo posible el cruce de ejemplares sobre sus calzadas. Asimismo, hay que hacer un llamado a los usuarios de estas vías para que colaboren respetando las señales y circulando con mayor precaución.