Los servicios de Medicina Interna de los hospitales Virgen de la Luz de Cuenca y el General Universitario de Ciudad Real, dependientes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), participan en una investigación sobre el manejo de la tromboprofilaxis en pacientes con infección por SARS-CoV2 que han estado hospitalizados en estos centros.

Se entiende por tromboprofilaxis la prevención de la formación de coágulos mediante la aplicación de métodos que pueden ser mecánicos o farmacológicos. En el caso del estudio multicéntrico, en el que participa también el Hospital de Fuenlabrada, se centra en el uso de profilaxis farmacológica con variaciones en la pauta de la enoxoparina biosimilar en función de la gravedad y evolución clínica de los pacientes con covid-19 incluidos en el estudio.

En total se han incluido unos 400 casos, de los cuales el 42 por ciento (169) corresponde a pacientes hospitalizados en Ciudad Real, según ha explicado el doctor José Portillo, del servicio de Medicina Interna del HGUCR.

El objetivo es caracterizar el comportamiento evolutivo de la infección, considerando variables clínicas y analíticas en el tiempo y encuadrándolas en el contexto clínico de cada paciente según sus antecedentes, comorbilidades y variables evolutivas, ha subrayado el doctor Portillo a cuya participación en el estudio se suma la colaboración de la doctora Ana Lizaco, también del servicio de Medicina Interna de Ciudad Real.

El estudio consiste en la realización de un análisis retrospectivo de cohorte de pacientes ingresados por Covid-19 entre marzo y abril de 2020. El registro de datos sobre la situación clínica al ingreso, evolución y comorbilidades, así como acontecimientos adversos y evolución final en el seguimiento de hasta un mes.

En el manejo de datos se da relevancia a la evolución de la insuficiencia respiratoria, uso de heparina bajo peso molecular, tratamiento realizado, alteraciones de la coagulación y evolución final.

En general las alteraciones de coagulopatía son frecuentes, ha subrayado Portillo, y en pacientes con infección por SARS-Cov 2 “existe una situación protrombótica dado que se implica mecanismo de alteración de las células endoteliales de los vasos más inflamación, que ponen en marcha fenómenos coagulación intravascular”, ha explicado el coordinador del estudio en Ciudad Real.

Los resultados de este estudio proporcionarán información clínica útil, caracterizando el comportamiento clínico y las alteraciones de la coagulación sobre la Covid-19 en España que ayudarán a establecer el papel de la heparina de bajo peso molecular, y unas pautas de actuación que puedan orientar la dosis de enoxaparina más adecuada a utilizar en los pacientes infectados por el virus SARS-CoV2.

Cuenca

Un total de 131 pacientes de Cuenca, hospitalizados con diagnóstico Covid-19 durante la segunda quincena del mes de marzo y el mes de abril de 2020, han sido incluidos en el estudio realizado desde el Servicio de Medicina Interna del Hospital Virgen de la Luz.

Monserrat Pérez Pinar, como investigadora principal y la doctora Nazaret Casillas Ramos, como investigadora colaboradora, junto con el jefe del Servicio de Medicina Interna, el doctor José Antonio Nieto, han sido los que han desarrollado este trabajo que tenía como objetivo principal evaluar la evolución clínica de los pacientes de acuerdo con la dosis de enoxaparina recibida, así como la de los pacientes que pueden no haber recibido heparina de bajo peso molecular, y examinar las diferencias entre grupos.

La doctora Pérez Pinar, facultativo de Medicina Interna del hospital conquense, ha resaltado que, en la actualidad, ya se conoce que durante la infección por Covid-19 se desarrollan fenómenos trombóticos en el circuito pulmonar y en el sistema venoso que influyen en el desarrollo de la enfermedad.

“Informes preliminares de series de casos nos han puesto de manifiesto que la supervivencia de los pacientes puede mejorar con el uso de anticoagulantes y de hecho están incluidos en la mayoría de los protocolos de tratamiento” ha comentado la facultativo del “Virgen de la Luz” que ha añadido que, sin embargo, todavía existen dudas sobre cuál es la mejor pauta a seguir, en particular qué dosis deben usarse y durante cuánto tiempo “y precisamente este estudio ‘Hepavid’ busca obtener información de calidad para aclarar esta cuestión”, ha manifestado.

El Servicio de Medicina Interna del Hospital de Cuenca ha investigado sobre tromboembolismo venoso desde hace más de 20 años y actualmente dispone de datos de más de 1.500 pacientes que han desarrollado esta enfermedad y, a pesar de no ser un hospital de gran tamaño, participa en ensayos clínicos internacionales de gran calidad o en estudios multicéntricos colaborando con otros hospitales.