Destinan 4,7 millones de euros para obras de reducción de ruido en la A-4 a su paso por Ciudad Real

El Ministerio de Transportes adjudica 4,7 millones a las obras para mitigar el ruido en la A-4 en Ciudad Real

El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible ha dado luz verde, con una dotación económica de 4.693.173,42 euros (IVA incluido), para implementar medidas enfocadas en la mitigación del ruido en un tramo de la autovía A-4 situado en la provincia de Ciudad Real. Esta aprobación provisional cubre las obras entre los puntos kilométricos 172,870 y 232,100.

El proyecto, que se hará del conocimiento público mediante su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), fue detallado en una nota de prensa distribuida por el propio Ministerio. Se especifica que el principal fin de estas intervenciones es disminuir las molestias acústicas generadas por el flujo vehicular en la A-4, beneficiando de este modo a la ciudadanía de áreas circunvecinas.

Las localidades que se verán favorecidas por estas obras incluyen Manzanares, Consolación, Valdepeñas y Almuradiel. Las actuaciones tendrán un impacto positivo en la calidad de vida de los residentes, quienes han estado lidiando con el ruido procedente de esta importante vía.

El plan contempla la construcción de pantallas acústicas en puntos estratégicos para cumplir con su cometido. En Manzanares, se erigirá una pantalla de hormigón de 4 metros de alto y 292 metros de largo. Consolación contará con una barrera de doble absorción de hormigón de 5 metros de altura y 516 metros de longitud. Valdepeñas disfrutará de una protección similar a la de Consolación, pero de 372 metros de largo. Almuradiel recibirá una combinación de pantallas de hormigón y de polimetacrilato de metilo con alturas variables entre 3 y 5 metros, extendiéndose a lo largo de 306 metros.

Además, se llevará a cabo una reorganización vial que incluye la alteración de la sección transversal de la vía de servicio cerca de Consolación. Esta medida busca complementar la instalación de las pantallas acústicas y se acompañará de un decreto para reducir la velocidad en dicho vial de servicio.

Como parte final de este proyecto, el Ministerio ha establecido la necesidad de reponer ciertos servicios afectados por las obras. Este punto abarca la restauración del sistema de drenaje longitudinal a lo largo de la A-4 y la sustitución de una línea de media tensión subterránea que corre paralela a la autovía en la zona específica de Almuradiel.

Los trabajos propuestos prometen no solo mejorar la calidad del aire sino también afectar positivamente en el bienestar y la salud de los habitantes de las zonas mencionadas.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×