La Semana Santa de Pozo Cañada, municipio de la provincia de Albacete, cuenta desde hoy con la Declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional, según sale publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, DOCM.

La Semana Santa del municipio se celebra desde hace más de 150 años, ya que la hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santo Sepulcro y Nazareno se fundó en 1866. Junto a la historia de esta celebración religiosa, las hermandades cuentan con imaginería de Roque López, discípulo del maestro Salzillo.

Otra de las particularidades de la Semana Santa de Pozo Cañada son los llamados ‘Socios Romanos’, de los que ya hay soportes gráficos que datan de 1946. Estos son conocidos como ‘los armaos’ en el resto de la provincia de Albacete.

Destaca, entre todas, la solemnidad de la Procesión del Silencio que cuenta con una importante participación de todo el municipio y es de gran solemnidad ya que se apaga todo el alumbrado público de la localidad.

Pozo Cañada se encuentra a 24 kilómetros de Albacete, entre los Llanos de Albacete y las Tierras Altas en torno a Chinchilla, si bien es de destacar que se encuentra en un espacio de transición con el Campo de Hellín, participando de diversas características de estas comarcas.

Este municipio albacetense se segregó de la capital, a la que pertenecía desde 1745, el 8 de mayo de 1999, constituyéndose en municipio nuevo y siendo el pueblo más joven de los 87 existentes en la provincia de Albacete.

Con la de Pozo Cañada ya son ocho las celebraciones de Semana Santa de la provincia de Albacete que cuentan con la Declaración de Fiesta de Interés Turístico en alguna de sus acepciones regional, nacional o internacional. Con la catalogación de Interés Turístico Internacional cuenta la Tamborada de Hellín. Son de Interés Turístico Nacional las celebraciones de Semana Santa de la capital, Albacete, y Tobarra, y de Interés Turístico Regional las de Agramón, Chinchilla, El Bonillo, La Roda y Villarrobledo.