curso de formacion para trabajadores de centros de mayores

Un curso de formación para 70 trabajadores de 53 centros de mayores de la región que pertenecen a la red pública de la Junta de Comunidades, ha comenzado. Esta formación la brinda el Gobierno de Castilla-La Mancha. Y el curso está orientado a directores y trabajadores sociales de los centros.

Gobierno regional brinda curso de formación a trabajadores de centros de mayores

curso de formacion para trabajadores de centros de mayores

Y está enmarcado en el proyecto de renovación de las políticas de envejecimiento activo desde los propios centros de mayores. El que se presentó con el nombre “Revisando el Modelo de Atención en los Centros de Mayores”.

La directora general de Mayores, Alba Rodríguez, ha informado sobre este curso de formación. Señalando que el mismo se enmarca dentro del objetivo general de crear un Estatuto Básico de los Centros de Mayores de Castilla-La Mancha. Indicó la directora general que “La idea principal es integrar el modelo de atención centrado en la persona, haciendo que el usuario sea el eje de la prestación del servicio, y esto es fundamental para definir el modelo de atención que habrá en los centros de mayores”.

Este curso de formación, para el que se ofertaron un total de 70 plazas aunque se recibieron más de 80 solicitudes, durará 10 meses y tendrá 10 sesiones formativas presenciales. Incorporará contenidos trasversales como el maltrato, voluntariado, grupos de ayuda o asesoramiento ante problemas éticos.

Nuevo perfil de mayores

El curso de formación  está planificado para que los asistentes sean capaces de realizar un abordaje multidimensional del envejecimiento activo en los centros de mayores ya que, tal como ha explicado la directora general, “el perfil de usuario está cambiando, las personas que acuden a los centros ahora son más activos y demandan una atención más coherente con sus gustos e intereses”.

Por último, Alba Rodríguez ha destacado que uno de los módulos abordará el problema de la soledad y ha detallado que “los centros de mayores tienen que avanzar e incorporar nuevas perspectivas, sin olvidar como tradicionalmente han sido un punto de encuentro y de creación de comunidad para los mayores de la región”.