CSIF Exige Reformas Inmediatas en la Oficina de la Seguridad Social de Ciudad Real

Imputan un delito contra la libertad sexual al detenido en Guadalajara tras ser denunciado por una mujer

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado “graves deficiencias” estructurales en la Oficina de Información de la Seguridad Social (OISS) de Ciudad Real, problemas que persisten desde su apertura hace más de 15 años y que se han visto exacerbados por las recientes lluvias de Semana Santa.

Según la central sindical, los más de 40 trabajadores del centro regresaron tras las vacaciones para encontrarse con “techos caídos sobre las mesas de trabajo, charcos de agua en los pasillos, goteras y humedades por todo el edificio, cuadros eléctricos rodeados de grandes manchas de humedad y algún dispositivo eléctrico lleno de agua”. La central sindical manifestó en nota de prensa que la situación supone un peligro evidente para todos los usuarios del edificio, incluidos empleados de la unidad médica, así como los funcionarios y pacientes, muchos de ellos con dificultades físicas, que acuden a diario al centro.

José Canales, el responsable provincial del sector de la Administración General del Estado, ha expresado su preocupación ante la falta de soluciones a largo plazo y ha denunciado la actitud pasiva de la Dirección Provincial del TGSS/INSS frente al problema, acusándolos de limitarse a aplicar soluciones temporales pese al considerable gasto de dinero público.

Canales enfatizó el riesgo de accidentes, sobre todo después de los recientes desprendimientos de techo que ocurrieron fuera del horario laboral y podrían haber provocado “desgracias personales”. El sindicato lamentó también las condiciones en las que los médicos han de llevar a cabo sus consultas, con partes del techo expuestas y empleando cubos para recoger el agua. La medida temporal empleada ha consistido en colocar mochos de fregona colgantes para dirigir el agua y poder recogerla.

Los informes indican que los problemas son más graves en la cubierta y parámetros exteriores del edificio, afectando de manera especial a la unidad médica situada en la cuarta planta. Además, la situación se extiende hasta el sótano, presentando humedades considerables y con un sistema de calefacción en constante funcionamiento intentando secar las filtraciones, lo cual pone en riesgo las instalaciones eléctricas.

Ante esta problemática, CSIF insta a la Dirección Provincial del TGSS/INSS a tomar medidas urgentes y definitivas para resolver las deficiencias estructurales. Asimismo, el sindicato ha anunciado que emprenderá las acciones legales necesarias en defensa de la seguridad y la salud de los trabajadores y usuarios que acceden al edificio.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×