La delegación local de Cruz Roja Española en Argamasilla de Calatrava recabó la colaboración ciudadana en una jornada de cuestación marcada por las medidas sanitarias de nivel 2 contra la pandemia en Castilla-La Mancha, a la que no faltó, con su aporte solidario, el Ayuntamiento local.

Cruz Roja palpa la solidaridad rabanera que llegará a las personas más desfavorecidas 1

Su alcaldesa, Jacinta Monroy, estuvo presente junto a los ediles Sergio Gijón y José Antonio García, valoró el “trabajo importantísimo que hacen estas personas en el día a día para nuestra población” y recalcaba que, aunque este miércoles ofrecían mayor visibilidad con la colocación de la mesa petitoria, “su labor es trascendental todos los días”.

En concreto, abundó la regidora en una recepción que por la tarde ofrecía, junto a otros ediles a las responsables locales de la organización que dirige Victoria Trapero, “tenemos que agradecerles desde pago de alquileres, facturas energéticas, su labor de apoyo y formación,… la Cruz Roja es esencial en Argamasilla de Calatrava”.

Monroy Torrico ensalzó particularmente esta implicación en un momento en que muchas empresas, en particular en el sector hostelero, peor lo están pasando y con ellas sus trabajadores y sus familias, con una merma notable en los ingresos como para poder seguir pagando alimentos y otros suministros.

“No podemos permitir que nos destruya esta pandemia y Cruz Roja tiene mucho que decir en estas circunstancias, han vivido en países en lo cual lo normal es la muerte, lo normal es no comer, lo normal es no beber y, sin embargo, ahí está Cruz Roja”, alentaba la alcaldesa a las mentoras locales de la organización.

En el caso más cercano, la recaudación total como refería la delegada local se pone a disposición de la Oficina Provincial de Cruz Roja, para valorar las necesidades a las que destinar el dinero y que básicamente suponen aportar precisamente todo el apoyo posible a personas y familias vulnerables.

Trapero Bernabe se congratuló asimismo de la generosidad de la población rabanera que, aunque con menor número de personas asistentes debido a las circunstancias, “han sido mucho más generosas” y agradecía como para llevar a cabo esta tan particular cuestación han contado con el apoyo de las asociaciones de amas de casa y de viudas.

En Argamasilla de Calatrava, Cruz Roja Española ofrece servicios destinados a personas en situación de extrema vulnerabilidad, previniendo fundamentalmente la exclusión escolar en tiempos de crisis; para personas con discapacidad se ofrecen asimismo productos de apoyo; y también para otros colectivos desfavorecidos.

Mención especial para el catálogo asistencial a personas mayores, desde el apoyo en el proceso de envejecimiento, protección frente al maltrato, ayuda a domicilio complementaria, promoción del envejecimiento saludable, la red social para mayores ‘Enred @te’ o la atención a personas cuidadoras.

La responsable de la delegación local, que tiene más de 160 socios y casi 40 personas voluntarias, señaló que en la actual coyuntura sanitaria “es poco lo que estamos haciendo, pero intentamos hacer cursos y en lo que más nos demandan que suele ser de temas de salud para el grupo de mayores”.

La regidora también felicitó por el trabajo que personalmente sigue ofreciendo su compañero de Corporación, Sergio Gijón, que lleva 18 años de trabajo para esta ONG, a la que sigue vinculado desde un papel directivo y con la misma implicación municipal que para el resto del movimiento asociativo local.

Finalmente, Jacinta Monroy trasladó un mensaje de ánimo a la localidad: “Quiero decir a la ciudadanía que tenemos que aguantar, que nuestros hijos y nietos merecen un mundo mejor y la pandemia la tenemos que superar”, de ahí que insta a, una vez llegue la vacuna contra la Covid-19, “vacunarnos porque será la única manera de salir de ésta”.