La consejera de Fomento, Agustina García Élez, manifestó que la autorización del trasvase es la muestra de la “traición a Castilla-La Mancha”. Destacó que el Gobierno regional viene intentando parar el trasase desde que se anunció. Intentó incrementar la reserva mínima no trasvasable hasta los 510 hectómetros cúbicos pero no ha habido contestación por parte del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente.

En este sentido, García Élez ha aseverado que “los servicios jurídicos de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha, dependiente de la Consejería de Fomento, están ya hoy trabajando en la interposición de un recurso a este nuevo ataque a los intereses de Castilla-La Mancha”.

La consejera señaló que “el presidente regional, Emiliano García-Page, lo tiene muy claro; para defender el agua y los intereses de Castilla-La Mancha el primero que va a estar, por supuesto, va a ser el Gobierno regional y así lo estamos haciendo jurídicamente con los recursos. Consideramos que la ley en la que se ampara el Ministerio, en la mesa de la Comisión de Explotación del trasvase, para poder firmar ese trasvase es una ley que también nos permite recurrir, porque viene a decir que en todo caso hay que priorizar y garantizar los recursos a la cuenca cedente y con este trasvase no se está haciendo”.

Agustina García Élez remarcó que la ley en la el Ministerio y la comisión se amparan, “reconoce que los 400 hectómetros cúbicos mínimos no trasvasables sean revisables”. Insitió en que se está pidiendo revisar las reglas de explotación. Recordó que hace poco más de un mes, y previendo la sequía, “ya estabaos en situación de emergencia en los pantanos de cabecera, por lo que no se puede pretender que se considere que el agua sobra”.

Ante esto, la consejera ha dicho que “hay algo claro y es que agua no sobra, por tanto, vamos a recurrir. La ley dice que lo que se puede trasvasar es agua excedentaria y, por ello, vamos a seguir peleando”.

En la antesala de la época estival, la titular de Fomento ha dicho que “por dinámica, en los meses de verano no llueve, aunque ojalá no ocurra, y los pueblos ribereños se tienen que abastecer con camiones cisterna”. Por eso, ha expresado que “el Gobierno regional va a levantar la voz siempre que se intente atacar a los intereses de Castilla-La Mancha y más, cuando se haga con mentiras a los agricultores de Murcia y Levante sobre que pagan un precio justo y necesario”.

Con esta premisa, ha recordado que “llevamos un año esperando a que el Ministerio nos remita contestación con el cálculo que decimos que no está bien hecho, y que calculamos en 81 millones por el trasvase”. Aun así, ha sostenido que “el problema no es de precio, el presidente García-Page ya lo manifestó ayer, estamos dispuestos a que el precio que paguen por el agua desalada sea el mismo que por la del trasvase; no es problema de precio, sino de justicia y de sentido común para que el agua se quede aquí”.

“Que Castilla-La Mancha ha recibido 400 millones de euros por el trasvase es falso”

La consejera de Fomento ha recordado que “el principal problema está en que en una mesa se reúnen las comunidades valenciana y de Murcia, los SCRATS, las confederaciones del Tajo y del Segura, y el Ministerio; pero ningún representante más. Yo creo que lo lógico sería que acabara diciendo que en esta mesa también está representada Castilla-La Mancha, pero no lo está”.

Con este argumento, ha continuado diciendo que “no podemos consentir que la comunidad por la que discurre la mayoría del cauce de este río y su desarrollo, y unos pantanos al 19 por ciento, no esté en esta mesa de explotación”. Por tanto, ha subrayado, “vamos a seguir peleando y pidiendo que Castilla-La Mancha forme parte de esa mesa donde se decide el futuro del agua”.

En relación a las declaraciones sobre la compensación económica que ha recibido esta región por el trasvase la consejera ha sido tajante afirmando que “Castilla-La Mancha ha recibido 400 millones de euros en materia del trasvase es falso, es mentira y ahí están las cuentas y se pueden comprobar”. Así, ha explicado que esta cantidad se ha recibido en total durante todos los años que dura el trasvase -casi 40- y para tres comunidades autónomas. La realidad, ha dicho, es que se perciben alrededor de tres millones, cantidad que “no queremos, lo que queremos es esa agua que genera crecimiento, desarrollo y riqueza y que están reclamando, por ejemplo, los pueblos ribereños”.

García Élez dijo que para alcanzar el Pacto Nacional del Agua “por mal camino van” en el Ministerio. Recordó que el Gobierno ya manifestó, incluso personalmente, la voluntad de un acuerdo, pero “con la premisa de que los intereses de Castilla-La Mancha no tienen que estar, en ningún caso, por debajo de los de otra comunidad, tampoco por encima”.

A-43 y nuevo estudio informativo

Por otro lado, a preguntas de los periodistas, la consejera ha explicado en relación a los 110.000 euros presupuestados en 2018 para la A-43 que ya en 2017 aparecían “900.000 euros que no se utilizaron ni ejecutaron y ahora vienen a presentar un nuevo estudio”. Con esto, ha aseverado que “el Gobierno regional lo tiene claro, y así lo ha dicho el propio presidente, seguimos apostando por la alternativa sur, una opción que ya está en el convenio de 2007. Por tanto, si ya hay un convenio y un trazado marcado, no entendemos a qué viene un nuevo estudio. Lo único que pretende el Ministerio y el Gobierno de la nación es dilatar el tiempo y no invertir de forma real en infraestructuras en Castilla-La Mancha”.