Nueva campaña de vigilancia y control del transporte escolar

Nueva campaña de vigilancia y control del transporte escolar 2

Hoy lunes empezó una campaña de vigilancia y control de transporte escolar en las carreteras ciudadrealeñas que se prolongará hasta el viernes próximo, 21 de enero, con la finalidad de comprobar que los vehículos dedicados a este tipo de transporte cumplen con toda la normativa establecida.

Nueva campaña de vigilancia y control del transporte escolar 3

De esta manera, los autocares dedicados al transporte escolar serán objeto de control y vigilancia por parte de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, dentro de las campañas de seguridad vial que de forma anual realiza la Dirección General de Tráfico para prevenir accidentes en este tipo de transporte. Estos controles cuentan, además, con la colaboración de policías locales de numerosos ayuntamientos de nuestra provincia dentro de sus respectivas vías.

Se procederá a verificar las condiciones técnicas y elementos de seguridad del vehículo sean los exigidos por la normativa, así como los requisitos especiales del propio conductor, como lo son el permiso de conducción o los tiempos de conducción y descanso. También se comprobará que las autorizaciones y documentos que debe tener cada vehículo sean los correctos para prestar el servicio.

El año pasado en campañas similares desarrolladas en la provincia fueron controlados 130 vehículos, de los que solamente 3 –lo que implica el 2,30 por ciento del total- fueron denunciados por diferentes infracciones de carácter administrativo.

La velocidad inadecuada y las distracciones son las principales causas de los accidentes en los que están implicados estos vehículos, por lo que se controla especialmente la circulación a velocidad permitida y que no se haga uso del teléfono móvil u otros aparatos que puedan distraer el conductor. También se van a incrementar los controles de alcoholemia y otras drogas entre los conductores.

Por la importancia que tiene el cinturón de seguridad en caso de accidente, durante estas campañas se presta mucha atención al uso de los dispositivos de seguridad en aquellos autobuses escolares que los lleven instalados. De acuerdo a diferentes estudios, el uso de un sistema de seguridad en autobuses reduce las lesiones mortales en un 90 por ciento en caso de choque frontal o vuelco, ya que correctamente abrochado evita la proyección del pasajero y se reducen los impactos en pecho, abdomen y piernas. Desde octubre de 2007 se deniega la matriculación a cualquier autobús que no lleva instalados estos sistemas de retención.

De forma habitual en este tipo de campañas, también se invita a los municipios a sumarse a la misma, de modo que la vigilancia de este tipo de transporte sea tanto en zonas urbanas como en interurbanas. El año pasado colaboraron los ayuntamientos de Santa Cruz de Mudela, Almadén, Pedro Muñoz y Alcázar de San Juan.

Ir arriba