Disciplina, profesionalidad, espíritu de servicio y sentido de la responsabilidad. Todos estos valores son característicos de la plantilla que integra la Policía Local, un servicio público dedicado a velar, desde la proximidad, por mantener el orden público y la seguridad de la ciudadanía, y que cuenta también con otras cualidades destacadas, como son la determinación, la valentía y el compañerismo.

En el caso de la comunidad autónoma, son 2.071 los y las agentes que forman parte de este cuerpo, que hoy, 28 de abril, conmemora el Día de la Policía Local de Castilla-La Mancha, motivo por el que desde el Gobierno regional queremos reconocer la labor diaria de esta institución, que ha ido evolucionando para adaptarse a los nuevos tiempos, pero manteniendo siempre su eficacia.

Hoy es un día para destacar el importante papel que desempeña la Policía Local, al igual que el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, a la hora de garantizar la normal convivencia y el pleno ejercicio del Estado de Derecho. Una tarea que su personal lleva a cabo con un objetivo común: garantizar la seguridad colectiva.

- patrocinador -

El espíritu de servicio público es lo que guía a toda la plantilla que compone esta institución, que se hizo aún más patente si cabe en 2020, el año en el que la pandemia provocada por la COVID-19 cambió nuestras vidas. A raíz de la declaración del Estado de Alarma comenzó un periodo lleno de incertidumbre y miedo ante lo desconocido, en el que la Policía Local supo estar a la altura y dio un paso al frente, no solo para mantener el orden y la vigilancia en las calles, sino también realizando todo aquello para lo que, al margen de sus funciones, se le requería.

Y es que las labores de este cuerpo van más allá de la ordenación y regulación del tráfico, del mantenimiento del orden público y de garantizar el cumplimiento de los reglamentos y ordenanzas. De ahí que, en colaboración con el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y de conformidad con el principio de cooperación recíproca, vele por la protección de la sociedad.

Un trabajo para el que resulta esencial la formación permanente de la Policía Local que, dispuesta a superarse, mantiene siempre vivo el interés por mejorar sus capacidades profesionales. El compromiso formativo de la plantilla que integra esta institución en Castilla-La Mancha es la piedra angular para poder llevar a cabo una buena labor policial y es posible gracias a la tarea que se desarrolla, fundamentalmente, a través de la Escuela de Protección Ciudadana de la región.

Y es que para el Ejecutivo autonómico es imprescindible dotar a sus efectivos de las mejores herramientas formativas y, por ello, vamos a continuar haciendo todo el esfuerzo que sea necesario para que quienes velan por garantizar la seguridad pública en la región sigan contando con la mejor preparación posible ante los nuevos retos que se presenten.

Desde el Gobierno autonómico queremos manifestar nuestra satisfacción y orgullo por la labor cercana y comprometida que presta a la sociedad este cuerpo al que hoy, Día de la Policía Local de la región, trasladamos nuestra más sincera felicitación por su entrega y dedicación y al que animamos a seguir trabajando como hasta ahora para que Castilla-La Mancha continúe siendo una comunidad autónoma segura, pacífica y acogedora.

Juan Alfonso Ruiz Molina
Consejero de Hacienda y Administraciones Públicas

- todos contra el coronavirus -