El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha destacado que Castilla-La Mancha ha sido la primera comunidad autónoma en pagar las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), y “es una realidad evidente que en lo que llevamos de campaña hemos pagado 550 millones de euros a los agricultores y ganaderos”.

Ha sido en el transcurso del pleno de la Cortes Regionales en respuesta a una pregunta formulada por la diputada regional del Partido Popular, Lola Merino, a quien ha aconsejado que se preocupe del futuro de los ‘populares’, para, seguidamente, explicarle que antes de aceptar el compromiso con los ganaderos y agricultores, “siempre que hay un presupuesto prorrogado, se comprueba que hay crédito suficiente”, recordando así que “esta legislatura ha resuelto el pago mucho más rápido y en menos tiempo”.

En este sentido, cabe subrayar que el Gobierno de García-Page ha hecho efectivo el pago de todas las ayudas del primer pilar de la PAC correspondientes al pago básico, pago verde e incorporación de jóvenes al campo.

Al hilo de esta cuestión, el consejero ha apuntado que en el año 2015, el Gobierno socialista “tuvo que hacer frente a todo lo que ustedes sin pagar, en referencia a los dirigentes del Partido Popular, y fuimos capaces de hacerlo con un presupuesto claramente prorrogado del Gobierno anterior”.

Así, para finalizar su intervención en el pleno de las Cortes, Martínez Arroyo ha apuntado que el PP no solo no pagó las medidas de desarrollo rural, sino que “fue incapaz de resolverlas cuando hubo un cambio de Gobierno”. Por ello ha reiterado que “primero hay ejecutar las inversiones y luego pagarlas”, ha trasladado a Lola Merino.

Indicar por último que, en el caso concreto de la provincia de Ciudad Real, el Gobierno presidido por García-Page tiene previsto hacer efectivo mañana un nuevo pago que dejará otros 17 millones a los profesionales del campo.