La delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, condenó los asesinatos machistas de la semana pasada y pidió a las mujeres que sufren maltrato y a quienes puedan conocer una de estas situaciones que pidan ayuda, porque “no están solas, tienen a su lado al Gobierno de Castilla-La Mancha”, que pone todos sus recursos a disposición de las mujeres que se encuentran en esta lamentable situación.

Con el fin de la violencia de género como prioridad, el Gobierno regional pone sus recursos a disposición de las víctimas 1

La representante del Ejecutivo de Emiliano García-Page en la provincia, que participó en la plaza Mayor de Ciudad Real en la concentración que convocó la FEMP para rechazar estos crímenes, recordó que en este año son 18 millones de euros los destinados por el Gobierno regional a la lucha contra la violencia de género, con becas para hijos e hijas de víctimas de malos tratos, ayudas al alquiler de vivienda, ayudas sociales, recursos de acogida, ayudas de orfandad, programas de atención psicológica… todo lo que pueda servir de apoyo para salir del círculo de la violencia porque “la lucha contra la violencia de género es una de las máximas prioridades de la Junta de Comunidades”.

En este sentido, Olmedo señaló que el Gobierno regional tiene abiertos en la provincia 26 centros de la mujer con los que las víctimas pueden ponerse en contacto en cualquier momento y que también hay un número de teléfono al que pueden recurrir en cualquier momento, el 900 100 114.

Con el fin de la violencia de género como prioridad, el Gobierno regional pone sus recursos a disposición de las víctimas 2

La delegada de la Junta de Comunidades pidió la unidad e implicación de la sociedad y del conjunto de instituciones y fuerzas políticas contra la violencia de género frente a los que niegan su existencia aún pese a los datos: “en los últimos diez años han pasado por los recursos de acogida de la región más de siete mil mujeres y más de siete mil niñas y niños, cifras que evidencian que se trata de un problema muy real”, ha sentenciado la delegada.