El Gobierno regional ha subrayado que “garantizará” la protección patrimonial de edificios “singulares y relevantes” del centro de Albacete, compatibilizándolo con el desarrollo económico y social de la propia ciudad, entendiendo que la declaración de Conjunto Histórico “limitaba algunas actuaciones”.

Así lo transmitió el director provincial de Educación, Cultura y Deporte, Diego Pérez. Aseguró que la Resolución de la Viceconsejería de Cultura publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha por la que se archiva el expediente para la declaración del Eje HIstórico de Albacete como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto Histórico, “ha sido motivada por el reestudio del mismo, y tras las alegaciones presentadas de forma individual o colectiva”. Allí figuran alegatos del Ayuntamiento de Albacete, el Colegio de Arquitectos y la Federación de Comercio, entre otros.

Por otro lado, Pérez ha avanzado que ahora la Junta de Comunidades ha iniciado expedientes para la declaración de una serie de edificios como Bienes de Interés Patrimonial, entre los que figuran; el Gran Hotel, Casa Julia Gómez Alfaro (Marqués de Molins 11), Casa de Julián López (Marqués de Molins 13) y Casa Cabot, “un procedimiento que supondrá la protección de estos edificios y del entorno de los mismo”, ha aseverado, al ser ejemplos de la génesis de Albacete como ciudad moderna, en la primera mitad del siglo XX

El representante de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte que ha estado acompañado de la jefa de Servicio de Patrimonio en Albacete, ha subrayado que ahora “protegeremos la práctica totalidad de los espacios que teníamos en la Declaración de Conjunto Histórico”, en referencia a las calles Marques de Molins y la Plaza del Altozano, además de “identificar” otros 15 o 20 inmuebles del centro de Albacete, como el edificio Legorburo, el Colegio Notarial o la propia Diputación provincial, “a lo que se realizará este procedimiento como bienes de interés para garantizar su máxima protección”.

Compromiso del Ayuntamiento de Albacete

Durante la conferencia con los medios, Péres transmitió el compromiso existente entre el Gobierno regional y el Ayuntamiento de Albacete, materializado luego de las reunionesentre el consejero, Ángel Felpeto, y el alcalde de Albacete, Manuel Serrano. El objetivo ahora es que el Consistorio municipal redacte el Inventario del Patrimonio Cultural del término General de Ordenación Urbana (PGOU), y posteriormente la aprobación por la Consejería en virtud del cumplimiento de la Ley regional de Patrimonio.

La jefa de Servicio de Patrimonio, Maite Rico ha explicado que con el Inventario y el Catálogo del patrimonio cultural de todo el término municipal de Albacete, se podrá establecer el régimen de masas de protección de bienes culturales de carácter arqueológico, industrial, etnológico, o inmueble, entre otros, y ha matizado que con esta labor se podrá “proteger en función del valor cultural, tanto de edificios como de elementos de los mismos”.

Por último, desde la Dirección provincial de Educación, Cultura y Deporte se ha apuntado que el Gobierno de Castilla-La Mancha también conoce la necesidad de proteger otros puntos, ubicados fuera del centro urbano de Albacete, y que no están en el Inventario del Patrimonio Cultural como yacimientos arqueológicos, o inmuebles de valor industrial, representativos del Albacete de principio de siglo.