El 11 de junio el Comité de Empresa recibió un Decreto del Diputado en funciones de Bomberos, David Cuesta, instando al personal a proceder a una movilidad geográfica urgente con una premura de cinco días.

Desde el comité resaltaron como intolerable que a falta de una semana para dejar sus puestos, el equipo de Gobierno saliente de la Diputación siga hostigando al Comité y a todos los bomberos de la provincia.

El Decreto vuelve a ser impuesto sin haber sido negociado con este Comité, que considera que hay mecanismos suficientemente claros en el actual Convenio, como el Concurso de traslados.

A menos de 10 días para que el equipo de gobierno se marche de la Diputación, en vez de dejar las cosas tranquilas y facilitar la entrada del nuevo equipo, quiere dejar todo patas arriba.

Sigue emitiendo Decretos prepotentes donde se acusa al Comité de no acudir a las negociaciones por motivos políticos.

La dinámica del equipo de Gobierno ha sido la huida hacia adelante en el tema de bomberos; esperar y esperar a que el problema se solucione solo. Pero lo único que han conseguido es un clima laboral insostenible, con bomberos frustrados en su profesión, y en una provincia cada día más segura.

Lamentablemente parece que, antes de irse, piensan seguir con esa dinámica de atropello y falta de consenso en una materia tan seria como es las emergencias de una provincia.