El informe presentado por el Ayuntamiento de Toledo a la tramitación del Proyecto de Singular Interés del parque “Puy du Fou” y la adaptación del Plan Especial del Casco Histórico de Toledo (PECHT) al ordenamiento vigente tras la anulación del POM de 2007, con el fin de garantizar “el uso residencial con un turismo sostenible integrado”, son dos de los asuntos que se han tratado este viernes en la Comisión de Urbanismo.

El concejal del área, Teo García, ha presidido la reunión, previa al Pleno de la próxima semana, en la que se ha informado a los grupos políticos con representación municipal del informe favorable trasladado por el Ayuntamiento a la tramitación del parque Puy du Fou. En este sentido, García ha destacado que ningún grupo ha expresado su rechazo al proyecto, lo que supone una buena noticia para el desarrollo de una iniciativa que presenta buenas perspectivas para el empleo y la economía de la ciudad.

García ha puesto en valor el trabajo realizado por los técnicos municipales para elaborar el informe, que es “preceptivo y vinculante”, y que incluye una serie de condicionantes “que estamos de acuerdo todos que deben cumplirse”. El concejal espera que a lo largo del proceso se solventen las premisas establecidas por el Ayuntamiento, al igual que las cuestiones que planteen el resto de administraciones que participan en la tramitación del PSI hasta su aprobación definitiva por parte de la Junta de Comunidades.

“Estamos satisfechos de contar con el apoyo recibido cumpliendo, como es preceptivo, todos los aspectos legales, medioambientales, de preservación patrimonial y sumando esfuerzos para que nuestra ciudad pueda seguir desarrollándose económicamente y pueda generar empleo”, ha dicho el responsable municipal.

Serio y riguroso

Con respecto al Plan Especial del Casco Histórico, Teo García ha indicado que la modificación que se ha llevado hoy a la Comisión responde a la necesidad de adaptar el documento a la normativa vigente tras la anulación del POM de 2007. “Esto demuestra que somos un equipo serio, sólido, riguroso y solvente y lo estamos demostrando con hechos”, ha afirmado.

Además de ofrecer seguridad jurídica a las actuaciones ya realizadas, la modificación propone “abrir una línea de trabajo para evitar segregaciones en los bienes de interés cultural”, con el fin de preservar su integridad, “y planteamos abordar el desarrollo hostelero de forma sostenible”. En este punto se prevé que la instalación de estos alojamientos lleve aparejada un estudio sobre el impacto de su implantación en el barrio antiguo.

“Queremos que siempre que se haga algo en el Casco se piense en el residente y que hablemos de un turismo sostenible e integrado en la ciudad”, ha manifestado el concejal, quien ha señalado también la necesidad de crear un marco para regular los apartamentos turísticos, aspecto este que también se tiene en cuenta en las modificaciones propuestas.

El concejal de Urbanismo ha explicado que la Comisión se ha dado un plazo de quince días para que los grupos políticos puedan analizar el documento y realizar sus aportaciones antes de su tramitación con el correspondiente periodo de información pública.

Hospital

Durante la reunión, Ciudadanos ha planteado la necesidad de elaborar un estudio sobre el impacto de la instalación del nuevo hospital en el Polígono, una premisa que comparte Teo García, que ha avanzado que el proyecto ya contempla informes en esa dirección, al igual que lo hará el nuevo planeamiento urbanístico en este y en todos los barrios de la ciudad.

“Se trata de un reto colectivo que debemos abordar entre todos”, ha señalado, indicando que, igualmente, se debe afrontar como una cuestión estratégica de ciudad en coordinación con la propiedad y todas las administraciones implicadas el uso de los terrenos que ocupa actualmente el Hospital Virgen de la Salud, sin renunciar al actual uso sociosanitario o cualquier otro que sea beneficioso para los ciudadanos.