La concejala de Obras y Servicios Medioambientales, Noelia de la Cruz, ha avanzado en rueda de prensa que este jueves han comenzado las obras de mejora del puente de Azarquiel con las que se da respuesta a una demanda de la asociación de vecinos del barrio de Santa Bárbara, a la par que se adecua una de las principales vías de conexión del barrio antiguo y la zona de la Antequeruela y las Covachuelas con la estación del AVE y Santa Bárbara.

Con una inversión cercana a los 50.000 euros y un plazo de ejecución de dos meses, los trabajos se centran en una primera fase en la zona baja o interior del puente para la reparación de muros y del sistema de drenaje lateral, además de reparar las juntas de dilatación y las barandillas de seguridad para el tránsito peatonal.

En cuanto a las acciones sobre la acera y la calzada, como ha informado Noelia de la Cruz, comenzarán el próximo lunes, 19 de octubre, por un plazo de dos semanas. Durante este tiempo, desde el Ayuntamiento se barajan ya diferentes alternativas para el tráfico y para los peatones, aunque las restricciones para los transeúntes no conllevarán el corte total de la vía, sino alternativas peatonales.

En este sentido, la concejala de Obras ha indicado que cuando se produzcan cortes de paso en la acera de una determinada dirección del puente se habilitará la dirección contraria con la señalización pertinente para transitar con normalidad durante la ejecución de la obra.

Planificación de la obra por direcciones

Con más detalle, Noelia de la Cruz ha apuntado que los trabajos en superficie comenzarán el lunes 19 con la reparación de las juntas y la barandilla de la acera sentido entrada a Toledo, que se cortará a los peatones durante una semana, dando paso a los mismos por la acera situada en el otro margen del puente. Para ello, como ha explicado la edil, se colocarán carteles señalizando los desvíos en los pasos de peatones existentes antes de la zona de actuación.

Para los trabajos de reparación de las juntas de dilatación en la calzada se actuará por medias calzadas o tramos, por lo que será necesario el corte de un carril dando paso a los vehículos por el carril en el que no se actúe en ese momento. Finalizados los trabajos en el margen de acceso a Toledo darán comienzo los del otro margen.