Ciudadanos ha solicitado a la Junta de Castilla-La Mancha una relación detallada de todas las compras realizadas para hacer frente a la emergencia sanitaria en la región. En un escrito presentado ante la Mesa de las Cortes regionales, la formación naranja reclama “una relación de todos los expedientes de contratación íntegros, cualquiera que sea su tramitación y cuantía, referidos a la adquisición de respiradores realizados por el SESCAM, la Consejería de Sanidad y todos los entes dependientes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha incluidas Fundaciones desde el 1 de enero de 2020 hasta la fecha”.

La portavoz del partido centrista, Carmen Picazo, se ha hecho eco de las informaciones publicadas por medios de comunicación especializados, en las que se apunta que los respiradores que están llegando a los hospitales son de transporte sanitario y no para la intubación prolongada de pacientes con Covid-19. Asimismo, según señala Picazo, de los 150 aparatos que se pidieron solo han llegado 100, mientras que los 50 restantes todavía se estarían fabricando. En este sentido, la diputada ha lamentado que “la opacidad con que el gobierno de García-Page está actuando desde el inicio de la crisis es una constante”, insistiendo en pedir “más transparencia y sobre todo más eficacia”.

Nuestros sanitarios, abandonados por la Junta

Picazo ha puesto sobre la mesa la urgencia de adquirir material de protección para los sanitarios que estos días “se juegan literalmente la vida en los hospitales de la región”, denunciando que “muchos de ellos, como todos hemos podido ver, se están viendo obligados a cubrirse con bolsas de basura o a fabricar ellos mismos sus mascarillas”. En este sentido, ha instado al ejecutivo socialista a “predicar con el ejemplo y defender a nuestros sanitarios con hechos y no solo con buenas palabras”, pidiendo al presidente de la Junta y al consejero de Sanidad que “se centren en resolver problemas y no en acudir corriendo a Barajas a hacerse fotos para la galería, que no estamos para fotos cuando Castilla-La Mancha tiene uno de los peores datos de España en cuanto a altas hospitalarias”.