El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha valorado que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, haya trasladado a las comunidades autónomas que el Gobierno de España financiará cualquier decisión de gasto que adopte la Administración del Estado y que sea competencia de las regiones.

Lo manifestó a los medios de comunicación al finalizar el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en Madrid, convocado por la ministra de Hacienda y por la de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet.

En la valoración de esta reunión, Ruiz Molina ha considerado de “especial transcendencia” que se haya comunicado a las regiones que “todo lo que se tenga que discutir de financiación autonómica, se va a discutir en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera y, por lo tanto, no va a haber otra vía de negociación de los recursos con los que deben contar las comunidades autónomas que no sea este órgano”.

Ruiz Molina señaló que se trata de un “motivo de satisfacción” que no haya ninguna negociación bilateral en materia de financiación autonómica. Es “con luz y taquígrafos” que se deben tomar las decisiones que afectan a los recursos de los que deben disponer todas las regiones.

“La negociación del modelo de financiación se tiene que hacer en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera y eso es compatible con que haya reuniones a nivel bilateral, como las está teniendo actualmente el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, con los presidentes de las diferentes comunidades autónomas, pero, lógicamente, el modelo de financiación afecta a todas las comunidades autónomas y es en el CPFF donde se deben tratar esos asuntos”, ha concluido Ruiz Molina al respecto.

Por otra parte, el titular de Hacienda y Administraciones Públicas se ha referido a la posibilidad de reestructuración de la deuda de las comunidades autónomas que se ha abordado en el CPFF, “un tema importante para Castilla-La Mancha”, que aspira a que se reestructure aquella parte de la deuda que es consecuencia de un mal funcionamiento del modelo de financiación autonómica.

Para finalizar, Ruiz Molina subrayóque en materia de financiación, los representantes de diferentes gobiernos autonómicos trasladaron a la titular de Hacienda la urgencia de una modificación al modelo de financiación, y Montero se comprometió a cambiar la forman en la que se trabaja al respecto.

“Ya no vamos a hablar desde el punto de vista técnico, sino que basándonos en los informes técnicos, vamos a trabajar en los próximos meses desde el punto de vista político, con una lista de prioridades, al objeto de que cuanto antes tengamos lo que consideramos todos fundamental para las comunidades autónomas, que es un nuevo modelo de financiación autonómica”, ha concluido el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas.