Castilla-La Mancha ultima el acondicionamiento de la Residencia de Mayores de Cañete con más de 45 plazas. La consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, ha acompañado esta mañana al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la visita a las obras y acondicionamiento de la Residencia de Mayores de Cañete en Cuenca.

La apertura de este nuevo centro residencial para personas mayores “va a suponer la contratación de 35 profesionales especializados para mejorar la atención de las personas mayores en el territorio con diferentes objetivos; fijar población en el territorio, prestar una atención de calidad centrada en la persona, así como crear riqueza y empleo, en la vanguardia de la atención social”, ha detallado Bárbara García Torijano.

En este contexto, la titular del área de Bienestar Social ha señalado que “se completa de este modo un proyecto que comenzó en 2007 y salió adelante con la colaboración de la Diputación de Cuenca y la Junta; y que en 2011 con la llegada del PP al Gobierno regional se paralizó, lo que ha supuesto que durante once años estas instalaciones hayan estado cerradas y sin salida para dar respuesta a las necesidades del municipio, así como para la Serranía de Cuenca”.

Asimismo, Bárbara García Torijano ha subrayado que este proyecto es un buen ejemplo de colaboración institucional entre la Diputación de Cuenca y el Gobierno regional, que se materializó con la firma de un convenio de colaboración que suponía la construcción, equipamiento y puesta en funcionamiento de tres residencias en la Serranía de Cuenca; como la de Priego, que se inauguró a finales de la pasada legislatura, Cañete, que ahora se retoma y Beteta que quedó inacabada, ha aseverado la consejera.

Durante la visita, el presidente Emiliano García-Page ha estado acompañado también por la alcaldesa del municipio, Montserrat Poyatos; el consejero de Fomento, Nacho Hernando; el presidente de la Diputación de Cuenca, Álvaro Martínez Chana; la delegada de la Junta en Cuenca, María Ángeles Martínez, así como la directora general de Mayores, Alba Rodríguez, entre otros.

4,1 millones en la ejecución de la obra y 600.000 en equipamiento y adaptación

El Gobierno de Castilla-La Mancha “ha invertido 4,1 millones en la ejecución de la obra y se estima un coste adicional para obras de reparación y adaptación y el equipamiento cercano a los 600.000 euros”, ha indicado la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano. Parte de esta cantidad, 150.000 euros, provienen de una subvención para el equipamiento a cargo de la Diputación de Cuenca a favor del Ayuntamiento de Cañete.

La residencia de mayores dispondrá de siete habitaciones dobles, 19 individuales y seis dobles de posible uso individual, con capacidad para albergar a 45 usuarios, además de varias salas de estar, comedor, cafetería o sala de rehabilitación, entre otros.

Red residencial en la región

Castilla-La Mancha cuenta con una Red residencial formada por 343 residencias para personas mayores y un total de 26.815 plazas, de las cuales 11.500 son públicas. Este número de plazas se traduce en una ratio de 13,2 por cada 1.000 habitantes, una ratio cinco plazas superiores a los 8,3 de media nacional. La provincia de Cuenca cuenta 42 residencias para personas mayores, de ellas, 34 en entornos rurales y ocho en entornos urbanos y 3.263 plazas residenciales.