Castilla-La Mancha ha trasladado a las empresas de capital británico implantadas en la región el apoyo del Ejecutivo autonómico para el desarrollo de su actividad y el acompañamiento integral a sus proyectos de desarrollo e inversión, en el nuevo escenario propiciado por el Brexit desde su entrada en vigor el pasado 1 de enero.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha transmitido ese apoyo a los responsables de una decena de empresas de capital extranjero de la región, a quienes ha ofrecido también su interlocución ante la Embajada del Reino Unido en España para elevar aquellas propuestas e inquietudes que puedan haber surgido ante la nueva situación.

En la reunión, celebrada de manera telemática, han acompañado a la consejera de Economía, Empresas y Empleo el director general de Empresas, Javier Rosell, y el director del Instituto de Promoción Exterior, Luis Noé. Durante el encuentro, Patricia Franco ha trasladado a las empresas de capital británico en Castilla-La Mancha el apoyo de la Administración regional en el desarrollo de su actividad, y ha puesto también a su disposición las herramientas de que dispone el Ejecutivo autonómico para garantizar ese acompañamiento integral, además del desarrollo de nuevos proyectos de inversión.
En este marco, la consejera ha puesto sobre la mesa el apoyo del Gobierno regional en la consecución de Incentivos Regionales para el apoyo a la inversión, y la labor de las unidades de acompañamiento empresarial creadas en el marco de la Ley de Proyectos Prioritarios.

Además, Patricia Franco ha avanzado a las empresas de capital británico en la región su próxima reunión con representantes de la Embajada del Reino Unido en España, ofreciendo ese encuentro como vía de interlocución para que el Gobierno regional eleve las propuestas, necesidades e inquietudes que el nuevo escenario del Brexit ha generado en las empresas implantadas en Castilla-La Mancha.

La consejera ha reiterado la importancia de mantener un marco normativo estable que garantice la continuidad de los flujos de inversión, ya que el Reino Unido es el segundo país en inversión extranjera directa en España y en los últimos dos años, 2019 y 2020, ocupa el quinto y el sexto lugar, respectivamente, en el destino de las exportaciones castellanomanchegas.