Castilla-La Mancha ya recibió un total de 16.000 unidades de test rápidos que permitirán al sistema sanitario regional mayor agilidad y capacidad de diagnóstico a la hora de afrontar la pandemia del COVID-19. Así lo informó la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, que explicó que se alcanzó dicha cifra gracias a las entregas llegadas entre ayer y hoy a la región.

Castilla-La Mancha tiene 16.000 test rápidos y se espera contar en breve con 150 respiradores más 1

“Estos test nos van a permitir ser más ágiles a la hora de diagnosticar los positivos con la prioridad que se estableció por la autoridad sanitaria y que comienza por los profesionales sanitarios en aislamiento, el personal de residencias de ancianos y ancianas que tienen casos positivos, y en definitiva según los criterios epidemiológicos y sanitarios que están protocolizados”, ha explicado la consejera.

El material se suma a la distribución que se produjo de 17 respiradores en los hospitales de Castilla-La Mancha, y al nuevo reparto de 700.000 unidades de materiales de protección dirigidos principalmente a profesionales sanitarios y socio-sanitarios.

Esta cifra, que se suma a los repartos ya realizados, suma 5,7 millones de unidades de material de protección como mascarillas de distintos niveles de protección, guantes, monos, gafas, viseras. En conjunto, “material que protege la salud de quienes nos cuidan y de quienes están salvando vidas permanentemente y también de aquellas y aquellos que protegen la vida y la salud de las personas más vulnerables”.

600 camas y 30 puestos de UCI disponibles

En el repaso de la situación sanitaria, la portavoz indicó que actualmente el sistema sanitario regional tiene 600 camas disponibles
“con lo cual puede responder a esta pandemia, aunque sabemos que no sin tensión, no sin sufrimiento y no sin sacrificio por parte de los profesionales sanitarios que están haciendo un esfuerzo sobre humano que no nos cansaremos nunca de agradecer”.

En lo que respecta al estado de las UCI, al día de hoy hay 30 unidades con respirador disponibles, y 355 pacientes ingresados en estas unidades, dos más que ayer.

En lo que respecta a las altas, en algunos centros hospitalarios empieza a invertirse la tónica y comienza a haber más altas que ingresos: “esto sucede ya en algunos hospitales y esperamos que sea una tendencia en los próximos días a lo largo de la red sanitaria pública de Castilla-La Mancha. Esperamos que sea así porque da un respiro y nos indicaría, si fuera así, que las medidas de confinamiento están dando resultado para proteger la salud pública y especialmente la de la población más vulnerable”.

La evolución en Urgencias también muestra un descenso en los ingresos, ya que de acuerdo a las datos aportados por la portavoz, hace una semana el 50 por ciento o más de las personas que llegaban necesitaban ingreso hospitalario: hace 48 horas el porcentaje bajó 11 puntos, hasta el 39 por ciento, y en las últimas 24 horas disminuyó hasta el 36 por ciento, “un porcentaje muy superior al habitual, aunque si esta tendencia se mantuviera, igual que la otra que les he comentado, hace que podamos albergar esperanza”.

La consejera también explicó que la estancia media en planta se multiplicó por cuatro, pasando de 6 o 7 días habituales a 23. De la misma forma, la estancia en UCI se triplicó. “Esto significa que, aunque sean han comenzado a dar más altas que ingresos en algunos hospitales, estamos sufriendo mucha tensión porque la pandemia ha multiplicado por cuatro las estancias medias de ingresos hospitalarios y por tres la estancia media en UCI. Por tanto, estos datos hay que tenerlos en cuenta para comprender en la presión a la que está sometido nuestro sistema sanitario y los profesionales del sistema sanitario de Castilla-La Mancha, pero también de toda España y lamentablemente de buena parte de Europa”, ha explicado al respecto.

150 respiradores

Con el objetivo de aliviar la tensión, Blanca Fernández recordó que hace 3 semanas el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha compró 150 respiradores por un importe de 3 millones de euros, que están bloqueados en Turquía desde hace una semana y se informó que están llevando adelante las gestiones para un vuelo diplomático que los traiga junto al material comprado por otras comunidades autónomas.

En este sentido, explicó que las tensiones internacionales originadas por la pandemia están provocando “problemas donde no deberíamos haberlos tenido” y, en cualquier caso, ha confiado en que las gestiones realizadas desbloqueen esta situación y “lleguen en las próximas horas porque nos aliviaría mucho la presión y sería un balón de oxígeno importantísimo para nuestro sistema sanitario público”.

Datos del paro

Sobre el dato del paro dado a conocer, supuso un incremento en marzo de 12.271 personas, un 6.98 por ciento. Blanca Fernández indicó que hay una relación muy estrecha “con la pandemia que estamos sufriendo y con las medidas de confinamiento que protegen la vida de las personas”. De hecho, ha explicado la consejera, la tendencia en las dos primeras semanas fue de creación de empleo.

En este sentido, indicó que si para el Gobierno de Castilla-La Mancha la primera prioridad es proteger la vida de las personas, la siguiente es la económica, tanto las empresas como los autónomos y las personas que se quedan en situación de desempleo.

“Este Gobierno se caracteriza por ser muy proactivo en materia empresarial, en políticas activas de empleo y lo seguiremos siendo con las fuerzas que nos permitan, porque presupuestariamente hablando, todo el presupuesto esta disposición de la autoridad sanitaria, de la Consejería de Sanidad como no puede ser de otra manera”, ha concluido.