Castilla-La Mancha se suma a la petición de la Delegación Española del Comité Europeo de las Regiones que ha solicitado a la Unión Europea, a través de una carta, la puesta en marcha de un plan de estímulo que mitigue las consecuencias económicas y sociales que deje tras de sí la crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus.

Una petición que, tal y como ha señalado la directora general de Asuntos Europeos, Virginia Marco, pasa por la puesta en marcha de fondos adicionales que ayuden a los países afectados por la expansión del COVID-19 a salir juntos “y más unidos que nunca” toda vez que garanticen la cohesión social y territorial y evitar una futura crisis.

En este sentido, Marco ha apelado a la necesidad de la creación de eurobonos para que los países afectados por esta crisis sanitaria sin precedentes puedan afrontar la que ya se considera la peor caída de la actividad en territorio europeo en los últimos tres cuartos de siglo.

La carta, en cuya redacción ha participado el Ejecutivo de Castilla-La Mancha, se dirige a la Unión Europea en un momento en el que los ministros de finanzas de los países miembros están negociando la movilización de medio billón de euros para dar respuesta a la crisis.

La directora general de Asuntos Europeos ha mostrado su inquietud porque la respuesta que dé la Unión Europea, “que se enfrenta a su reto más grave desde la II Guerra Mundial”, pueda conllevar el crecimiento de un sentimiento antieuropeísta. “Si los ciudadanos perciben que Europa no responde a sus expectativas, se puede producir un resurgimiento de los nacionalismos que tanto han perjudicado al continente Europeo”.

Por ello, Marco ha insistido en la necesidad de que los ciudadanos sentir que se ofrece una respuesta para atender las necesidades del conjunto de ciudadanos de la Unión Europea.

Unidad para salir de la pandemia

Asimismo, desde el Ejecutivo autonómico se destaca la importancia del momento actual de que los países del Eurogrupo se muestren unidos, “buscando un interés común”. Una unidad que -tal y como se apunta en la carta de la Delegación Española del Comité de las Regiones- pasa, en primer lugar, por aunar la lucha sanitaria por el coronavirus desde una perspectiva global “y nos haga mirar al futuro con optimismo”.

Una unidad, ha señalado Marco, que se ha venido mostrando meses atrás en su rechazo al Brexit, muy criticado por el Comité de las Regiones cuya presidencia ostentó Castilla-La Mancha hasta julio del 2017.