Durante el mes de marzo hubo en Castilla-La Mancha 46.265 trabajadores de alta en la Seguridad Social en los epígrafes de Alojamiento Turístico, Restauración y Agencias de Viaje, lo que supone un 5,7% más que en el mismo mes de 2017.

Así se desprende de la última encuesta del INE que pone de manifestó que se trata de un crecimiento más elevado que el de la mayoría de destinos de interior como son Castilla y León (5,3%), Aragón (4,9%), La Rioja (4,8%) y Navarra (4,1%).

Se trata del registro de afiliados más alto para un mes de marzo en Castilla-La Mancha desde que arranca la serie en 1999. Es el séptimo mayor registro de la serie, con independencia del mes analizado.

En el acumulado de los tres primeros meses de 2018 el crecimiento del valor medio de afiliados ha sido del 4,3%, por lo que puede aseverarse que la marcha del empleo turístico constituye un buen indicador del dinamismo del sector en la región en el arranque del ejercicio turístico 2018.

Analizando la diferencia entre los datos correspondientes a marzo de 2018 y de 2017 se aprecia un incremento de 2.515 afiliados en el puntual resultado interanual.