Castilla La Mancha recicla cada año 14.402 toneladas de neumáticos

Castilla-La Mancha tira cada año 14.402 toneladas de neumáticos usados, España 250.000 toneladas, Europa 3,5 millones de toneladas, y el mundo 25 millones de toneladas, las cifras son de vértigo, pero… ¿qué hacemos con ellos?

Dado que son prácticamente indestructibles, su producción en masa y la enorme dificultad de hacerlos desaparecer representan una grave preocupación medioambiental. Si no se reciclan y se dejan en la naturaleza, con el tiempo se degradarán parcialmente químicamente, contaminando el suelo, además de tardar cientos de años en desaparecer, favoreciendo el estancamiento del agua y convirtiéndose en un perfecto caldo de cultivo para insectos, como el mosquito tigre. y roedores, con consecuencias nocivas para la salud.

Por otro lado, las llantas de desecho en ocasiones son incineradas para reducir el espacio que ocupan en los vertederos, o accidentalmente, como sucedió en Seseña, donde se almacenan más de 90.000 toneladas. Su quema crea problemas más graves para el medio ambiente y nuestra salud por los gases que emite y las cenizas tóxicas que libera.

Históricamente se les ha considerado un residuo molesto y carente de valor, pero esto afortunadamente ha cambiado y el neumático fuera de uso se ha convertido en una excelente fuente de materia prima secundaria, su reciclado es un ejemplo de economía circular, porque se aprovecha el 100% de sus valiosos componentes: goma, acero y fibra textil.

Los destinos habituales de sus destinos son: la reutilización, la transformación en nueva energía y su reciclado en carreteras, pistas de atletismo, césped, mangueras, suelas, acero para la industria, etc.  

Reciclándolos contribuimos a preservar el medio ambiente, ahorrar energía, optimizar recursos y fomentar un modelo de economía circular más justo con la sociedad y la naturaleza, misión en la que participa TNU (Tratamiento Neumáticos Usados).

En este sentido, TNU quiere recordar en el Día Mundial del Reciclaje los beneficios principales implicados en el reciclaje de los neumáticos fuera de uso: 

Ahorra energía, materias primas y emisiones de CO2 al medio ambiente

TNU ha recogido, desde el inicio de su actividad, más de 859.584 toneladas de neumáticos usados, lo que supone el equivalente a dejar de emitir al medio ambiente más de 4.800 millones de toneladas de CO2, ahorrando más de 1.506 millones de litros de petróleo y 126 millones de metros cúbicos de agua*. Al reciclar los neumáticos reducimos el trabajo de extracción de materias primas, su elaboración y transporte, lo que conlleva una disminución importante del uso de la energía necesaria para llevar a cabo estos procesos. Al necesitar menor consumo de energía, generamos menos CO2 y reducimos el efecto invernadero, contribuyendo a la lucha contra el cambio climático.

Contribuye a la Conservación de los Bosques

El principal componente del neumático es el caucho, ya sea natural y sintético, siendo casi la mitad de su peso. La fabricación de neumáticos concentra un gran porcentaje de la industria del caucho, constituyendo el 60% de su producción anual. Se podría pensar que al contrario que el caucho sintético, el consumo de caucho natural es inocuo para el medio ambiente, sin embargo, esto no es así. El caucho natural se extrae a partir del árbol Hevea Brasiliensis y su explotación intensiva ha favorecido la perdida de biodiversidad y de bosques tropicales. Por este motivo a día de hoy el caucho natural abarca sólo el 30% del mercado, el resto lo ocupan los cauchos sintéticos. Sin embargo, a pesar de este porcentaje se siguen talando selvas para su producción. Por tanto, haciendo un consumo responsable de este material y su conveniente reutilización y reciclado, ahorramos una cantidad importante de recursos naturales y contribuimos a conservar los bosques, los llamados pulmones del planeta.

Biocombustible y Nuevos Productos Ecológicos

Una vez son recogidos los neumáticos de los talleres, se clasifican entre los que se pueden renovar (proceso de recauchutado) y los que no. En el caso de no poder renovarse, estos van a plantas de reciclado donde se extraen y separan sus distintos componentes (caucho, fibra textil y acero), que se recuperan para nuevos usos. Entre ellos: asfaltado de carreteras, losetas de seguridad y pavimentos para parques infantiles, canchas deportivas, guardarraíles, césped artificial, techos para viviendas, aislante acústico, suelas de zapatos, proyectos de obra civil, metal regenerado o bio-diésel como el que se podrá obtener de la vanguardista planta de pirólisis que se proyecta en Santa María de Benquerencia (Toledo) que tendrá una capacidad para convertir en biocombustible, negro carbón y gas, el 70% de las 14.402 toneladas de neumáticos recogidos en la Castilla La Mancha.

La pirólisis es una de las mejores opciones para el reciclado y aprovechamiento de la goma, genera “0” residuos y reduce un 92% las emisiones de CO2. Es un tratamiento térmico sin oxígeno que permite descomponer la goma mediante reacción termoquímica que genera valiosos productos reutilizables: líquidos (aceite para biocombustible) sólidos (negro carbón) y gases, empleados como fuente de energía para el propio proceso.

Crea empleo verde y fomenta la economía circular

Reciclar además de preservar el medio ambiente supone algo tan importante como ayudar a la creación y al mantenimiento de puestos de trabajo de calidad, el llamado empleo verde.

Según el informe “Empleo Verde en una Economía Sostenible”, de Fundación Biodiversidad y el Observatorio de la Sostenibilidad en España, se estima que el sector de la gestión y tratamiento de residuos emplea en Españaa un total de 140.343 trabajadores (el 26% del total del empleo verde). Las comunidades autónomas que generan un mayor número de residuos (domésticos, comerciales e industriales) son también las que cuentan con más instalaciones de tratamiento, y por tanto también con un mayor número de trabajadores. Así, en Castilla La Mancha, el sector de la gestión y tratamiento de residuos registra en la actualidad 7.109 puestos de trabajo.

El reciclado de neumáticos contribuye a la generación de empleo verde. La Asociación Española de Neumáticos Reciclados (AER), cifra en 100.000 los empleos directos, indirectos e inducidos de esta industria, fomentando un modelo de economía circular sostenible, más justo con la sociedad y con la naturaleza.  

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba