En el mes de octubre, el volumen de viajeros alojados en establecimientos hoteleros de Castilla-La Macha aumentó un 5,2%, y las pernoctaciones crecieron un 4,9% en comparación con el mismo mes de 2017. Los datos provienen de la Encuesta de Ocupación Hotelera que publicó el Instituto Nacional de Estadística que también indica que la evolución en la Comunidad Autónoma se produce en coincidencia con un crecimiento de pernoctaciones menor, un 0,8% en el conjunto de toda España.

Castilla-La Mancha ocupa puesto en la parte alta de las tablas de evolución de viajeros y pernoctaciones por comunidades autónomas, siendo el quinto destino que más crece atendiendo a ambas variables, mejorando el resultado del resto de destinos de interior tan solo por detrás de Navarra.

Es el mejor mes de octubre en volumen de viajeros alojados y de pernoctaciones en la historia hotelera de la Comunidad Autónoma. “Son cifras propias de un mes de agosto, lo que indica cómo se alarga en nuestra región la temporada alta, en un claro signo de componente estacional más moderado que a nivel nacional”, ha manifestado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.

Por provincias, hay que destacar el extraordinario comportamiento de la demanda hotelera en Guadalajara, con un crecimiento del 12,5% en pernoctaciones, lo que la convierte en la tercera provincia española más dinámica durante el mes de octubre. La provincia de Ciudad real, con un crecimiento de 8,2%, es la sexta con mejor evolución en pernoctaciones, seguida de cuenta, con un 8,1% en séptimo lugar.

Este mes el crecimiento de la demanda vuelve a estar liderado por el segmento de residentes en el extranjero, siendo la Comunidad Autónoma en la que más crece el volumen de pernoctaciones extranjeras con un 15,6%.

Acumulado anual

El acumulado enero-octubre de 2018 supone para la demanda hotelera de Castilla-La Mancha un periodo de crecimiento sostenido, con un aumento del 2,2% en viajeros alojados y un más apreciable incremento del 3,2% en pernoctaciones, respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Castilla-La Mancha es la cuarta comunidad autónoma que más crece en pernoctaciones hasta octubre, mejorando el resultado de destinos de interior, competidores directos, como son Navarra, Aragón, Castilla y León y La Rioja.

Nunca antes en la historia del turismo de la región se habían registrado tantos viajeros alojados en establecimientos hoteleros durante los primeros diez meses del año. Un crecimiento acumulado del ejercicio 2018 que está apoyado en la evolución favorable de demanda extranjera, que representa un 6,1% de las pernoctaciones  sigue superando la cifra nacional de 2,6%.

En el acumulado enero-octubre de 2018 Castilla-La Mancha es el quinto destino español más dinámico en pernoctaciones hoteleras de residentes en el extranjero.