Castilla-La Mancha ha destinado hasta el 23 de noviembre más de 400 millones de euros en distintos capítulos presupuestarios para realizar actuaciones en diferentes ámbitos dirigidas a la lucha contra la pandemia de coronavirus. De esa cantidad, para gastos de personal se han consignado 153,20 millones de euros, 217,10 millones de euros para adquisiciones de materiales y servicios y casi 30 millones de euros para la adquisición de distinto equipamiento necesario.

Así lo ha indicado hoy la directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Regina Leal, durante su comparecencia en la Comisión de las Cortes regionales para dar cuenta de la ejecución presupuestaria del ejercicio 2020. De esos más de 400 millones de euros, cerca de 14 proceden del Fondo de Emergencia de Salud Pública destinados por el Ministerio de Sanidad y el resto han sido dispuestos por el Ejecutivo regional y tienen como origen mayoritario fondos europeos.

Tal y como ha explicado Leal, con este volumen de inversión se han llevado a cabo distintas actuaciones que han consistido principalmente en contrataciones de personal de refuerzo en todas las Gerencias dependientes del SESCAM, adquisiciones de equipos de protección y material asistencial para toda la organización, compras de equipamiento sanitario para todos los centros, además de servicios de tecnologías de la información en todos los ámbitos.

La directora gerente del SESCAM ha destacado el enorme esfuerzo presupuestario, organizativo y de contratación que se ha llevado a cabo desde el sistema sanitario público regional para garantizar la capacidad de respuesta del sistema. “Hemos contratado hasta el 30 de septiembre a 9.223 profesionales, lo que supone el 36 por ciento de la plantilla total, el mayor porcentaje de toda España y un dato que nos hace sentir satisfechos en cuanto a la capacidad de contratar que este sistema posee”, ha afirmado.

Porcentualmente, Castilla-La Mancha es la primera comunidad autónoma en número de contrataciones, situándose en segundo lugar en términos absolutos, únicamente detrás de la Comunidad de Madrid que ha realizado 11.324 contratos para una plantilla de más de 72.000 plazas. Del total de contratos realizados, 854 han sido para profesionales facultativos, 3.155 para enfermería, y 2.002 para técnicos en cuidados auxiliares de enfermería, como ejemplos más significativos.

“Resulta evidente que medidas como duplicar los puntos en bolsa, implantar una red de alojamientos, u otorgar una gratificación al personal residente han contribuido a que se haya podido contratar lo que se ha contratado, logrando en primer lugar garantizar que el sistema responda y, en segundo término, posibilitar el merecido descanso de nuestros profesionales”, ha remarcado Leal.

El reto en la actualidad en materia de personal, ha avanzado la directora gerente, es seguir manteniendo esta capacidad de respuesta, así como integrar a estos profesionales en la plantilla de la manera más óptima y homogénea posible. Ya se han dado pasos en este sentido, ha dicho, al renovar los nombramientos vigentes hasta el 30 de abril o al ofrecer un mínimo de un año a los residentes que han finalizado su formación en más de 20 especialidades de medicina y enfermería.

Cerca de 220 contratos de emergencia

De otro lado, y respecto a las adquisiciones de equipos de protección y material asistencial, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha materializado cerca de 220 contratos de emergencia tramitados directamente desde los Servicios Centrales del SESCAM, al margen de otro número similar de contrataciones efectuadas directamente por las distintas gerencias.

Desde el inicio de la pandemia se han tramitado 106 contratos para la adquisición de 99 millones de mascarillas de todas las clases y modelos por importe total de 73 millones de euros; se han adquirido más de 4 millones de test de coronavirus y reactivos por 19 millones de euros; y se han comprado más de 3 millones de batas de aislamiento por importe total de 8,2 millones de euros, entre otras adquisiciones.

Por otra parte, la directora gerente del SESCAM ha señalado que con el fin de disponer de herramientas de última generación para hacer frente a nuevos brotes de coronavirus, durante este año se han priorizado inversiones que estaban previstas para los próximos años en el Plan de Renovación de Alta Tecnología. Inversiones por importe de más de 3 millones de euros para los servicios de Diagnóstico por Imagen de los hospitales del sistema sanitario público regional.

Haciendo uso de la normativa que regula la tramitación de emergencia dentro del sector público –tanto estatal como autonómica-, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha ha procedido a la adquisición de siete nuevos equipos de TC de 64 cortes y uno de 32 cortes; siete salas de radiología digital directas; y 19 equipos de radiología portátil.

Capacidad asistencial y diagnóstica

La directora gerente del SESCAM ha recordado que desde el inicio de la pandemia todas las Gerencias y centros hospitalarios tienen definido y mantienen actualizado y operativo sus Planes de Contingencia, que se adecúan en cada momento a la situación epidemiológica y clínica de cada Área Sanitaria y, por tanto, se encuentran en permanente cambio y adaptación.

“Fruto del esfuerzo y la implicación de todos, el Servicio Regional de Salud está capacitado en el momento actual para llegar a disponer de 5.192 camas operativas de Hospitalización, además de 433 puestos de pacientes críticos con respirador complementados por otros 75 puestos para pacientes críticos que requieran ventilación no invasiva”, ha afirmado Leal.

Otro aspecto clave en los Planes de Contingencia con los que cuenta cada Gerencia está en relación con la capacidad diagnóstica. En este sentido, ha señalado que actualmente todos los hospitales de la comunidad autónoma disponen de la tecnología necesaria para la realización de PCR; todas las gerencias tienen la posibilidad de realización de test rápidos de anticuerpos y de test antigénicos rápidos, para separación ágil de cohortes y manejo epidemiológico más eficiente.

Además, ha asegurado Regina Leal, en estos momentos Castilla-La Mancha es una de las comunidades con mayor capacidad técnica para realizar diagnóstico con TMA –amplificación mediada por transcripción-, ya que todas las provincias cuentan con capacidad para realizar esta técnica.

“La tecnología se ha implementado en todas las provincias de tal forma que todas las gerencias tienen acceso a esta prueba en caso de precisarla y se ha desarrollado un flujo de trabajo y transporte de muestras que garantiza un tiempo de respuesta de TMA de 24 horas independientemente del lugar donde se solicite”, ha explicado.

Equipos de Vigilancia Epidemiológica

Finalmente, ha destacado la excelente labor que vienen realizando los equipos de vigilancia epidemiológica para garantizar el cumplimiento de la estrategia de detección precoz, vigilancia y control de Covid-19. Castilla-La Mancha cuenta en estos momentos con 798 enfermeras de vigilancia epidemiológica, dependientes de las gerencias y coordinadas con las direcciones generales de Salud Pública y de Calidad y Cuidados.

A este respecto, ha recordado que un total de 1.127 profesionales han finalizado con éxito un curso de capacitación para la implementación de esta estrategia, “lo que nos permite tener una bolsa para cubrir las necesidades de rastreadores en cada momento epidemiológico”, ha concluido la directora gerente del SESCAM.