Castilla-La Mancha ha contratado un total de 4.322 profesionales para reforzar las plantillas de los centros sanitarios del servicio regional de salud desde el inicio de la emergencia sanitaria derivada del coronavirus.

El grueso principal de contrataciones lo acaparan los profesionales de Enfermería, con un total de 1.625, lo que supone el 37,6 por ciento del total; seguido de los Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería, con 1.371, el 31,7 por ciento, y celadores, con 590, el 13,7 por ciento.

El director general de Recursos Humanos del SESCAM, Iñigo Cortázar, ha dado cuenta hoy de estos datos durante la reunión que ha mantenido, mediante videoconferencia, la Comisión de Seguimiento del Pacto de Bolsa.

Cortázar ha precisado que el 94 por ciento de estas contrataciones (4.056) han sido gestionadas de forma interna, es decir, sin ser preciso recurrir a las vías extraordinarias puestas en marcha por el Ministerio de Sanidad (estudiantes, jubilados, etc…).

Este refuerzo supone el 14,4 por ciento de la plantilla actual del SESCAM, el mayor porcentaje de toda España. En términos absolutos, Castilla-La Mancha es la segunda comunidad autónoma en número de contrataciones.

El director general ha reiterado el compromiso del Gobierno regional de prorrogar los nombramientos temporales efectuados con ocasión de esta crisis que sean precisos para la correcta cobertura del período estival.

“Con ello se pretende un triple objetivo –ha explicado– posibilitar el descanso de nuestros profesionales, compensar a aquellos que han dado un paso al frente en esta situación y garantizar la continuidad asistencial”.

Por otra parte, Cortázar ha dado cuenta de las medidas adoptadas dirigidas al reconocimiento e incentivación a los profesionales que están trabajando “en esta situación tal difícil”, tanto a los recién contratados como a los que ya estaban trabajando en los centros del sistema sanitario público regional.

Duplicación de puntos en Bolsa

Así, ha informado de la intención del SESCAM de duplicar la puntuación en Bolsa para todos los servicios prestados desde el 1 de marzo hasta que finalice la emergencia sanitaria. Esta duplicación afectará a todos los servicios, tanto los prestados en instituciones sanitarias públicas como privadas, como instituciones sociosanitarias que se puntúen en el Pacto de Bolsa.

Además, los profesionales contratados durante este tiempo tendrán preferencia para las contrataciones de este verano. Asimismo, los estudiantes que hayan estado contratados también recibirán puntuación en la Bolsa.

En cuanto al personal residente de todas las especialidades y de todos los años de residencia, van a ver reconocido su esfuerzo y van a percibir las retribuciones correspondientes a su siguiente nivel de responsabilidad desde el 15 de marzo.

“Desde esa fecha, un R1 cobrará como un R2, un R2 como un R3 y así sucesivamente”, ha explicado Cortázar, quien ha puntualizado que los residentes de último año cobrarán como un especialista y serán reconocidos como tal a efectos de servicios prestados desde esa fecha.

Finalmente, se ha dado cuenta de las modificaciones llevadas a cabo por Órdenes de la Consejería de Sanidad, que se incorporarán al Pacto de Bolsa y que están destinadas a agilizar el funcionamiento de la gestión.