Castilla-La Mancha forma sobre el Plan de Medidas Antifraude a los empleados públicos de la Administración regional

Castilla-La Mancha forma sobre el Plan de Medidas Antifraude a los empleados públicos de la Administración regional 2

Castilla-La Mancha ha celebrado una jornada formativa dirigida a las y los empleados públicos de la Administración regional para que conozcan de primera mano el nuevo Plan de Medidas Antifraude, aprobado el pasado 8 de febrero por el Consejo de Gobierno.

El Plan de Medidas Antifraude tiene como finalizar garantizar que los proyectos, inversiones y reformas que se pongan en marcha con los fondos europeos Next Generation salgan adelante con toda la seguridad; además de afianzar una recuperación sostenible y resiliente y, al mismo tiempo, promover las prioridades ecológicas y digitales marcadas por la Unión Europea, asegurando el correcto uso de los fondos para estos fines.

Han sido un total de 75 empleados y empleadas públicas los que han participado en la primera jornada formativa “dirigida al personal de la Administración que va a estar encargado de implementar el Plan de Recuperación de la Unión Europea”, ha dicho la directora general de Asuntos Europeos, Virginia Marco.

Marco ha asistido a la inauguración de esta jornada, que se ha desarrollado en las instalaciones de la Escuela de Administración Regional, acompañada por el director general de Coordinación y Planificación, Julio García, y la secretaria general de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, Esperanza Sáiz.

Además, supone un refuerzo de las medidas de fiscalización y control que ya existen, tanto a nivel nacional como regional, y además de transparencia, con la Ley 19/2013, de 9 de diciembre de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno y, en el ámbito autonómico, la Ley 4/2016, de 15 de diciembre, de Transparencia y Buen Gobierno de Castilla-La Mancha que, en su artículo 35, describe los principios generales y de actuación que deben guiar a los altos cargos de la Junta.

Esta norma establece un bloque de medidas de prevención del fraude, entre ellas las acciones formativas como la que se ha llevado a cabo para los trabajadores, así como medidas de detección que incluyen el uso de indicadores de alerta y otras herramientas de comprobación en los procedimientos de gestión y control; herramientas de prospección y cruce de datos y canales de denuncia.    

Ir arriba