El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha tildado de “injusto” el último cambio de criterio elegido por el Ejecutivo central para el reparto de los fondos de compensación de 16 mil millones de euros que se van a poner a disposición de las comunidades autónomas para paliar los gastos derivados de la pandemia de la COVID-19. Disconformidad que el presidente ha trasladado durante la décimo tercera videoconferencia de presidentes autonómicos celebrada hoy.

En este sentido, según ha detallado el vicepresidente, José Luis Martínez Guijarro, este pasado viernes las comunidades autónomas conocían de la mano del Gobierno de España estas modificaciones que dejan fuera la partida para compensar los gastos sociales que se sustituye en un fondo en materia educativa. De esta forma hay mil millones menos para compensar el gasto sanitario donde, además, se ha incrementado la ponderación de la población disminuyendo la proporción que tiene que ver con el gasto derivado de la afectación de la pandemia en cada territorio autonómico.

El vicepresidente ha insistido en que, si los fondos se han creado con el fin de compensar los gastos para crisis sanitaria, “se tiene que repartir en función de la afectación que ha tenido, porque no ha sido homogénea” y ha recordado que algunas comunidades autónomas, tal ha sido el caso de Castilla-La Mancha, “hemos tenido que hacer especiales un sobreesfuerzo con respecto al conjunto del territorio nacional”.

“No nos parece justo que se hayan cambiado los criterios por parte del Gobierno de España”, ha reiterado Martínez Guijarro, que además que también ha trasladado el disenso del Ejecutivo regional con los criterios de reparto del fondo destinado a la adaptación del sistema educativo a partir del mes de septiembre, del que dice, se olvida por completo de la ‘España vaciada’ ya que el criterio de reparto será el de la población, en este caso en el rango de edad entre los 0 y los 16 años, “y no tienen en cuenta condicionantes como la dispersión geográfica”.

Además, ha insistido que, atendiendo a estos repartos, el Gobierno de España “se olvida de la financiación de la escuela pública en una España donde no hay ningún colegio privado”.

Restricciones para el inicio del curso escolar

Durante la rueda de prensa posterior a la videoconferencia de presidentes autonómicos, el vicepresidente regional ha trasladado otra cuestión que el Ejecutivo autonómico ha puesto sobre la mesa: la vuelta al curso escolar en septiembre.

Así, Martínez Guijarro ha considerado “que no es fácilmente explicable” la disparidad de restricciones impuestas al inicio del curso escolar, “con unas distancias que hagan imposible acoger a todos los chavales en esos colegios”, con respecto a los meses de verano y ha advertido que “vamos a tener el mismo problema que hemos tenido con las EPIS, todo el mundo contratando barracones, no habrá barracones”.

Para evitar esta situación, el Gobierno castellano-manchego ha propuesto mantener una reunión específica antes de que se contemple en el Decreto Ley que regulará el inicio del curso escolar.